Ba'axten u bak'el tso' ku jaanta'al

U ki’il janal

Feliciano Sánchez Chan
Oochel: Rodrigo Díaz Guzmán
K'iintsil

Yucatán
Jueves 22 ti' diciembre, 2016

Ku ts’o’okol u t’o’oxol kili’ich ixi’im ti’ wíinik tumeen Yumtsilo’obe’, táant u jóok’sa’al tu kili’ich kúuchile’, wíinik ichil u saatlil u yóole’, chen yanchaj u na’atil ti’ u k’áatik:

- Yumtsile’ex, bix túun úuchak wal kbo’otik le nojoch siibal ka beetike’exto’ona’.

- Ma’ bixi’ -ku núukik Yumtsilo’ob- bejla’a tak tu xuul kuxtalile’, je’e jaytéen ka’ k’a’abetchajakte’ex k-áantaje’, ka beetike’ex jump’éel jach tajan ki’iki’ janal yéetel le kili’ich ixi’im ka k’amike’exa’, ka nupike’ex yéetel juntúul a jach ki’ichkelemil yéetel u jach ts’a’aka’anil a waalak’e’ex, ka bankuunsike’ex yóok’ol k-ka’anche’k’ujil.

- ¡Ay in Yumtsile’ex, lelo’ chen ja’alil yum Nikte’baak u jach ki’ichkelemil yéetel u ts’a’aka’anil a waalak’ a siimajto’one’.

- Ma’ -ku núukik bin Yumtsilo’ob- Nikte’baake’ ma’, tumeen ku xek’ik u táan yich xki’ichpan lu’um yéetel u maay.

- ¡Ay je’elo’ in yumtsile’ex, wáa ma’ leti’e’, chen tun ja’alil yum kitame’.

- Ma’, kitame’ ma’, tumeen p’u’us -ku núukik bin Yumtsilo’ob.

K’as luba’an ok’om óolal tu yóol wíinik táan u kaxtik ichil u tuukul ba’ax u jeel ba’alche’il úuchak u ya’alik ti’ bin Yumtsilo’obe’, le bin ku yu’uba’al u kíilbal jump’éel ba’al, oli’ bey je’ex u kíilbal Yum Cháak utia’al u taalbalo’ob jóoyabe’.

- Ba’ax le ku kíilbal be’ -ku ya’alik bin Yumtsilo’ob

- ¡Ay in Yumtsile’ex! Chen juntúul chan p’op’okk’u’uk’um, kex chan nojoch u yila’ale’, le ken ts’o’okok u p’éep’a’ale’, chan beyka’aj u wíinklala’.

- Leti’ in k’áat ka’ a ts’a’ex ichil u jach ki’il janal ken a beete’ex yéetel ixi’im, le ken k’a’abetchajak a ch’a’achi’itike’ex kk’aaba’.

- Ja’alibe’ in Yumtsile’ex wáa te’ex a’alike’, beey ken kts’o’okbesik -ku éejentik wíinik.

Bey bin káajik tun u beeta’al u janalil ch’a’acháak, waajil kool wáa u láak’ sujuy tiich’ilo’ob yéetel kili’ich ixi’imo’, ba’ale’ utia’al u ki’ile’, u bak’el tso’ ku ts’a’abali’.
______________________________________________

Pavo: el plato fuerte

Después de repartir a los hombres, el sagrado maíz recién extraído de sus aposentos sagrados, el hombre, todavía sin salir de su sorpresa, apenas atinó a preguntar:

- Señores nuestros, ¿Cómo habremos de pagar por tan grande regalo que nos acaban de dar?

- Pues fácil -respondieron los Dioses- desde hoy, hasta el fin de la vida, cuantas veces necesiten de nuestra ayuda, harán una de las más deliciosas comidas que se sepan con la Santa Gracia, la combinan con uno de sus más grandes y hermosos animales y nos la ponen como ofrenda, sobre nuestro altar.

- ¡Ay Señores nuestros! Pies el más grande y hermoso de los animales que ustedes nos han regalado es el hermoso ciervo.

- No -respondieron los Dioses- el ciervo hiere el rostro de la madre tierra con sus pezuñas.

- ¡Ay pues Señores nuestros, entonces tendría que ser el señor jabalí.

- Tampoco, el señor Jabalí tiene la carne marisca y no lo queremos.

Con profunda tristeza en el alma del hombre, buscaba entre sus pensamientos cual otro animal podría ofrecerle a los Dioses, cuando de pronto se escucha un retumbar, semejante al del trueno cuando los Dioses de la Lluvia vienen a regar las tierras.

- ¿Qué es eso que retumba? -preguntaron los Dioses.

- ¡Ay Señores nuestros! Es tan solo un ave lleno de plumas, que aunque se le mire grande, luego de desplumarlo sólo le queda una cosa de éste tamañito.

- Pues a ese queremos que nos pongan en ofrenda con el más delicioso guiso a base de maíz, siempre que requieran de pronunciar nuestros nombres.

- Así será, Señores nuestros, siendo así la voluntad de ustedes, nosotros así lo cumpliremos.

Así fue el inicio de preparar toda vianda para ceremonias como la de Petición de lluvias, la de agradecimiento por la cosecha lograda o cualquier otra ceremonia agrícola, a base de maíz, complementado con carne de pavo.