"Mochila segura" ha propiciado abusos

En Yucatán policías desnudaron a estudiantes de secundaria

Laura Poy Solano
Foto: Archivo
La Jornada Maya

Ciudad de México
Domingo 29 de enero, 2017

Con la puesta en marcha del programa Mochila segura en los estados, queda prohibida en las aulas de educación básica la portación de objetos como aerosoles, plumones de tinta indeleble, revistas, juguetes o cualquier objeto peligroso que ponga en riesgo la salud física, emocional o moral de los alumnos.

La revisión de estos artículos, en muchos casos realizada por elementos de la policía municipal, no sólo se ha limitado a la detección de armas y droga, objetivo central para aprobar su creación hace más de una década. En Coahuila, con la aplicación del esquema Mochila sana y segura desde 2014, se incluye la detección de objetos no aptos para la actividad escolar y hasta se permite a brigadas de padres de familia revisar a los alumnos y sus prendas, si lo consideran necesario.

Las medidas aplicadas por autoridades educativas locales de diversos estados incluyó, como parte del programa Escuela Segura, vigente hasta 2015, la distribución de miles de mochilas transparentes a alumnos de primaria y secundaria.

La Secretaría de Educación de Jalisco distribuyó en 2012 al menos 10 mil mochilas de material traslúcido, a fin de fortalecer la cultura de la prevención y reducir los riesgos sicosociales que afectan el logro educativo, afirmó su entonces titular, José Antonio Gloria Morales.

Los casos de abuso han sido denunciados por alumnos y pa dres. En abril de 2016 se reportó a siete policías del municipio de Chichimilá, Yucatán, por desnudar a alumnos de una secundaria en el contexto del operativo Mochila segura para detectar sustancias ilícitas. Aunque la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán calificó el caso de aislado, se revisó la puesta en práctica del esquema, a fin de realizar cambios en coordinación con las autoridades educativas estatales.

El plan debe incluir otras acciones

El Colegio de Bachilleres de Veracruz emitió el documento Operativo Mochila y los lineamientos para la seguridad en los planteles en 2015, en el que reconoce que las operaciones de revisión de mochilas en las escuelas para prevenir la violencia y la drogadicción no son eficaces por sí mismas, (pues) para lograr su efectividad deben ser reforzadas con otro tipo de acciones que consideren a los jóvenes como sujetos activos.

Y advirte que la actitud durante su aplicación es importante, pues si los adultos actúan arbitrariamente, esto podría interpretarse como acto de exclusión, que puede aumentar el deseo de los jóvenes de transgredir las reglas.

Los esfuerzos por regular las acciones para prevenir la violencia en los planteles educativos data desde la creación, en 2008, del programa Escuela Segura, vigente hasta 2015, cuando la SEP determinó crear el Programa Nacional de Convivencia Escolar, aunque en 2014 los gobiernos estatales también suscribieron el Convenio de Coordinación de los Estados para Facilitar el Combate al Acoso y la Violencia en las Escuelas.