"Así en Los Pinos como en la Tierra", sobre familias presidenciales

En el periodismo del corazón se acerca a la parte más sensible del político, señala coautora

Paul Antoine Matos
Foto: Portada del libro
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 12 de marzo, 2018

Como herencia de El Porfiriato, y a similitud de lo que ocurría en la Europa de los reyes, las familias políticas de México se casan entre sí para conservar el poder, y es a través de las revistas del corazón por donde se descubren esas relaciones, por lo que ese tipo de periodismo no debe ser despreciado, declaró Diana Penagos, coautora de Así en Los Pinos como en la Tierra, libro que recorre siete familias de presidentes mexicanos, desde Gustavo Díaz Ordaz hasta el matrimonio entre Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera.

En entrevista, como parte de la presentación del libro en la Filey 2018, Diana Penagos afirmó que los políticos mexicanos preservan el poder a través de la emparentación, con la creación de lazos familiares entre ellos.

Junto con Alberto Tavira y Jéssica Suárez, Penagos recorren las vidas familiares de los Peña, los Calderón, los Fox, los Zedillo, los Salinas de Gortari, los López Portillo y los Díaz Ordaz. La coautora indicó que, además de ser un ejercicio de periodismo, también lo fue académico porque permite mostrar que las publicaciones del corazón no son superficiales, ya que se tiene acceso a lo que otros no tienen.

“Al abrir la casa también es acceder a la intimidad, fuera del reflector”, expresó. El político, en el periodismo del día a día, con las notas duras, pero en el periodismo del corazón se acerca a la parte más sensible del político y su familia, indicó. En ambos, dijo, el reportero debe tener colmillo, ser inteligente y escribir bien.

Reconoció la importancia del periodismo del corazón porque “la vida pública depende de eso, de saber la información de por quién votas”.

Fue Quién la revista que publicó una entrevista con Angélica Rivera, durante la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012, en la casa de Las Lomas. El equipo reporteril de Carmen Aristegui retomaría dicha publicación y provocaría un escándalo en la política nacional, tanto que Peña Nieto colocó un investigador sobre el caso, pero la resolución fue que no hubo “conflicto de interés”.

Diana Penagos reconoció que la casa estaba recién habitada cuando se realizó la entrevista y se tomaron las fotografías a la familia. En el libro se pone lo que sucedió durante aquella visita, mencionó.

El político nos llama cuando necesita comunicar algo, pero con el periodismo de corazón el medio puede ir más allá de la persona, mencionó.

Señaló que las relaciones entre familias presidenciales son como la Europa de los reyes en que se formaban alianzas para mantener el poder. Eso surge en El Porfiriato, también continúa durante la Revolución y se hereda con el priísmo de más de 70 años en la Presidencia, continúa hoy, señaló. En Yucatán también pasa con la llamada “Casta Divina”, mencionó.

Durante la construcción del libro tuvieron que regresar varias veces a los hechos que vivieron, a través del fact-checking porque la memoria juega en contra, indicó.