Autora de 'Cenote de sueños' pide vuelva a exhibirse en la ESAY

La artista Juana Alicia anuncia censura de su obra por parte de una autoridad de la escuela en 2011

Texto y foto: Katia Rejón
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Sábado 2 de enero, 2019

La artista mexicoamericana Juana Alicia, autora del mural “Cenote de sueños” que se encontraba en una pared de la Escuela Superior de Artes Visuales, denuncia la censura de la obra de arte, por parte de Saúl Villa Walls, quien era en ese momento el director de Artes Visuales de la escuela y ahora es director de Proyectos y Evaluación de la Secretaría de Cultura y las Artes.

Aunque los acontecimientos sucedieron en el 2011, es hasta ahora cuando la artista da a conocer el problema. De acuerdo con Juana Alicia, cuando la ESAY colocó una pared falsa para tapar el mural, ella se encontraba impartiendo clases en una universidad de Estados Unidos y es hasta ahora que se ha jubilado cuando pudo volver a Mérida y reclamar que se exponga de nuevo.

“En el 2011, el entonces director de Artes Visuales, Saúl Villa Walls, me envió una carta para consultar si el mural era efímero. Me proponía documentar la obra de arte con un trabajo de alto costo de fotografía, y me pedía un texto que acompañara la documentación. Le dije que no estaba de acuerdo de ninguna manera, y aún así siguieron con su plan”, comentó la artista en rueda de prensa.

El mural se inauguró en el 2007 como parte de un intercambio entre la comunidad artística mexicano-americana y la ESAY, a través de la beca de la fundación Fulbright que obtuvo la artista. La elaboración del mural fue un proceso de aproximadamente un año en el que participaron estudiantes de la primera generación de la escuela. Juana Alicia comentó que los alumnos investigaron, realizaron encuestas comunitarias, entrevistaron a ferrocarrileros y sindicalistas, y se hicieron varias reuniones entre la comunidad estudiantil y docente de la escuela para presentar los diseños que fueron aprobados.

“La intención era hacer un mural público y permanente. Nunca se habló de algo efímero. El mural es un monumento, es una obra de colaboración comunitaria con los estudiantes. Fue un proceso largo, no se invierte tanto tiempo para algo efímero”, expresó.

El también artista Jesús Peraza cuestionó la decisión unilateral de Saúl Villa y el hecho de que cuatro años después, se decidiera que una obra sobre una pared pública es efímera. “¿Quién decide que aparezca o desaparezca? Saúl Villa escribe una carta preguntando si es efímero, yo le preguntaría ¿quién le envía cartas a él para preguntarle si su propia obra es efímera? El problema no es el pequeño burócrata sino el derecho a la creación.¿En dónde dice que las obras de arte a partir de que alguien es nombrado director se vuelven efímeras?”, preguntó.

Asimismo, afirmó que a pesar de que la escuela declaró que la decisión la tomó el colegio académico que consta de 150 personas, no existe un documento que avale que los profesores y alumnos de la ESAY “emitieron una opinión estética académica para quitar el mural”.

Comentaron que hasta ahora, la única explicación que les han dado es que necesitaban poner una pared falsa sobre el mural para que los estudiantes realizaran murales efímeros y experimentales. Sin embargo, esta aclaración le parece insuficiente a la artista dado que hay muchas otras paredes desocupadas en el recinto estudiantil.

“Cuando le dije que no, siguió adelante, no hubo una explicación pública como ésta”, agregó la artista.

Juana Alicia es pintora, muralista, grabadora y escultora que se ha dedicado a las artes plásticas y a la docencia durante 40 años. Parte de su obra se encuentra en Estados Unidos, México y Nicaragua.