Gabriel Báez y Paul Uscanga dan triunfo a Venados contra Zacatepec

La vuelta será el domingo a las 17 horas

Rodrigo Corona
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 18 de abril, 2019

Los Venados FC Yucatán salían a la cancha del Carlos Iturralde Rivero con la consigna de dejar los fantasmas que les han dejado, en 10 años, tener sólo una participación más allá de los cuartos de final cuando se coronaron en el Clausura 2009 (de acuerdo con el periodista Alexi Palma).

Sin embargo, también entraban motivados porque ni el jueves santo y la playa evitó que 10 mil 289 aficionados (máximo en lo que va de temporada) abarrotaran su casa, su nueva fortaleza que la afición ha respetado sobre todo en los últimos dos partidos en los que han sobrepasado los 9 mil aficionados. 2-0 fue el marcador y los anotadores fueron Gabriel Báez (16’) y Paul Uscanga de manera excelsa al 93’.

Con un cambio en su alineación: la salida del mejor delantero astados, Esteban Torres, quien no fue convocado y la adhesión de Franco Faría, el argentino que no era titular desde la Jornada 4. El camiseta “30” se ubicó en la banda izquierda por donde cayó el primer gol y dejó como único delantero a Alan Murialdo. De los demás, todos fueron los once habituales en los últimos duelos de temporada regular de Sergio
Orduña. Luis Miguel Salvador, puesto en la orbita de las Chivas de Guadalajara para ocupar la dirección deportiva, se encontraba en el estadio como aún director deportivo.

Yucatán fue por todo desde el primer minuto. Le arrebató la redonda a Atlético Zacatepec, quienes cobraron el saque inicial, y fue a la portería que defendía Víctor Hugo Hernández; sin embargo, no tuvieron éxito.

En la jugada siguiente, el “10” morelense Giovani Hernández amenazó con un pase filtrado a un compañero, pero la defensa bajó bien para defender el contragolpe.

Al 5’, José Carlos Robles recibió duro golpe con el brazo de Hernández. Por esto tuvo que recibir atención médica y en más de un minuto no pudo levantarse del terreno de juego.

Faría, que adoptó la moda impuesta por Alfredo Tamay y Torres de teñirse el pelo de dorado, se encontró una pelota en el área, burló aun defensa, pero Hernández salió bien a quitarle la pelota de las piernas. Faría se cayó y pidió penal.

Báez no iba a dejar pasar el codazo que Giovani Hernández aplicó a la mandíbula de Robles así que al 8’ le metió el pie casi al entrar al área y por ello recibió amarilla.

Sin embargo, esa falta de concentración casi le cuesta el primer gol de Zacatepec en la eliminatoria. Por la esquina derecha del área grande cobró raso a Nava, quien con el pecho intentó detenerla, la pelota se fue a su poste izquierdo y amenazó con entrar.

Los Venados olían sangre. Motivados por su afición el veracruzano Paul Uscanga metió centró por derecha al capitán Aldo Polo que solo en el área no pudo rematar a placer. Ésa fue la primera llamada.

En la segunda el venado no perdonó. Fue en el 16’ cuando Báez convirtió su primer tanto en la temporada, en el momento más importante.

Vía saque de banda por la parte derecha, justo en el medio campo, un pase que se cuela por arriba del mediocampo en donde Polo interceptó y filtró rápidamente a Faría, quien pudo alcanzar a pegarle a la pelota antes que el portero de Zacatepec achicara. La pelota la logró rematar un veloz Báez, quien sin portero la mando a guardar a la portería.

Los ciervos no dejaron que el momentum se extinguiera. Cinco minutos después Murialdo brincó más de un metro y remató con la frente directo al portero. La afición se quedó con las ganas de gritar gol de nuevo.

De nuevo el camiseta “9” Murialdo fue al ataque y ahora robó una pelota en mediocampo. En esa jugada Faría se creó espacio para disparar por la esquina superior derecha, lejos. Venados no ha dominado la posesión, pero ha tenido las más claras.

El partido se volvió un duelo de pases sin generar peligro, buscando generar espacios. Venados dominó más tiempo que Zacatepec, pero no volvió a encontrar el marco: las figuras de Zacatepec: Julián Cardozo, Giovani Hernández y César Huerta fueron completamente apagadas por la férrea defensa astada.

Venados por momentos tomaba la iniciativa y acorralaba a la defensa de Zacatepec, pero no pudieron ponerse arriba en el marcador, pero eso no evitaba que hiciera la tarea en la defensa. Cada centro que el
peligroso Cardozo intentaba, se iba lejos de encontrar a algún compañero para que rematara.

El primer tiempo finalizó al 45 +4 con una afición que seguía ocupando sus lugares. Los yucatecos no dejaron de entrar al recinto hasta poco después de que se silbara el final de la primera parte.

El segundo tiempo inició con el primer cambio astado. Manuel López Mondragón, que se dolió de la rodilla derecha en la primera parte, fue sustituido por Jonathan Sánchez que al igual que Faría se unió a la
moda del pelo teñido. Por Zacatepec entró Luis Osorio por Leobardo López.

Los ciervos iniciaron el segundo tiempo como el primero: atacando. Al 49’ Carlos Ramos sacó por la banda derecha y su pase llegó hasta la testa de Murialdo quien en el área grande recentró y Tamay, de chilena direccionó a la esquina superior derecha de la portería de Hernández, quien a dos manos dejó en la garganta el grito de gol en los aficionados.

Sin embargo, al Huerta, de Zacatepec, al 52’ dio vistos de que los ex Coras no están muertos y disparó desde fuera del área, la pelota se fue al travesaño con potencia. La más clara hasta el momento de los
Albiverdes.

El duelo entró en un trance con poco futbol, pero con los astados controlando lo que pasaba en la cancha, con posesión, pero poco ataque.

Los últimos minutos fueron peligrosos en las dos porterías. Al 91’ Huerta remató por la parte superior derecha, pero Nava atento sacó la pelota. La zaga y la afición sudaba.

Sin embargo, Yucatán, en la siguiente jugada y con otra vez Faría le recordó a Zacatepec que ellos mandaban. Franco se encontró una pelota cerca del área chica y Hernández salió agresivo a quitarle la pelota.

El árbitro no marcó penal.

El último clavo al ataúd de los morelenses cayó al 93’ cuando Uscanga metió un gol de otro partido en contragolpe comandado por Faría, quien en los linderos del área se la tocó a Uscanga y al ver el portero
fuera de su área la bombeó y escondió en el poste derecho.

La afición explotó y el equipo respondió. Por primera vez en muchos años se vio una ola (que hasta el sexto intento se pudo llevar a cabo). La vuelta será el domingo a las 17 horas (TDN).