'Freak Show', propuesta teatral de Epígrafe que busca nuevos públicos

La puesta en escena de Epígrafe estrena temporada en Tapanco Centro Cultural

Katia Rejón
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 8 de mayo, 2019

En el escenario es un presentador de un circo decadente, histriónico y manipulador; fuera de escena, Edward Chan es uno de los integrantes de la Compañía Epígrafe que sale de una de las clases de la licenciatura de teatro de la Escuela Superior de Artes de Yucatán y dice "no queríamos hacer teatro para los teatreros".

El Freak Show, circo de las emociones humanas es la primera propuesta de la compañía de teatro Epígrafe conformada por Alexandra Benavides (Mujer barbuda), Andy Alonzo (Cecilio), Angie Canto (Josefina), Luz González (Mujer fortachona) y Edward Chan (presentador).

Esta obra se estrenó como parte de las actividades del Mérida Fest a principios de este año. Es una pieza escrita por el dramaturgo argentino, Martín Giner, que habla sobre insectos, una maldición, una historia de amor e interactúa con el público en un tono de comedia. Tendrá una nueva temporada los domingos 12 y 19 de mayo a las 19 horas en Tapanco Centro Cultural.

Luz González coincide en que las obras de teatro contemporáneas tienden a ser sobre el sufrimiento o dirigidos a un público formado. La intención con Freak Show es acercar a nuevos públicos un montaje y nuevos discursos con la calidad del teatro profesional. La pregunta que guía esta pieza es: ¿y tú qué has sacrificado por amor?

Hasta ahora han dado siete funciones y pretenden aprovechar lo más posible el permiso que tienen por parte del dramaturgo de presentar la obra todo el año. “Si se hace tanto esfuerzo para una obra, no tiene que morir tan rápido. Si se puede, queremos aplicar después a festivales y salir de la península”, afirma Alex Benavides, quien en esta obra es la coordinadora general y la Mujer Barbuda.

El precio de los boletos es de 90 pesos la entrada general, 70 para estudiantes e Inapam y 60 para estudiantes de teatro. Debido al formato de la obra, y por respeto a espectadores y actores, la obra comienza puntual y después de los seis minutos de haber comenzado no se permite la entrada a más personas.

Junto con Luz González (Mujer fortachona) acomoda al público y los introduce a un formato poco convencional donde el espectador no es parte de una obra de teatro, sino el público de un circo. Esto les permite, aseguraron, conocer las caras del público, sobre todo cuando van a más de una función y saben que les ha gustado la obra.

La obra es divertida y se centra en dos sujetos principales que son manipulados por el presentador: Josefina y Cecilio. Los actores que interpretan a estos personajes hablan de su papel como si hablaran de un amigo.

“Con Josefina sí vi una frontera. Decía esta chica que se cree que tiene una ‘belleza angelical tallada por el mismo Miguel Ángel’ es muy fresa y muy rosa. Pero en cada función he logrado conectar con ella, encontrar puntos en común, por ejemplo, yo también me he sentido sola”, dice Angie Canto.

Andy Alonzo interpreta al tímido Cecilio, un joven obsesionado con los insectos. Asegura que se siente cómodo con él, pues comparte ciertos rasgos de la personalidad que le ha ayudado a encontrar matices.

El presentador es quien interactúa más con el público desde la escena. Sobre su personaje, Chan asegura: “Manipula todo porque no tiene nada. Es una persona solitaria, y en mi caso abordé a este personaje desde una corporalidad extendida porque en todo momento tiene que ser grande. La interacción con el público lo ha nutrido mucho, nunca sabes cómo va a responder”.