'Chalecos amarillos' recobran fuerza en Acto XXX

Se movilizaron unos 10 mil 300 manifestantes en toda Francia

Europa Press
Foto: Afp
La Jornada Maya

París, Francia
Domingo 9 de junio, 2019

La protesta de los chalecos amarillos recuperó este sábado sus cifras de movilización con unos 10 mil 300 manifestantes en todo el país, según el Ministerio del Interior, de los que mil 100 corresponden a la región de París en este Acto XXX de las protestas.

Estas cifras suponen un ligero incremento con respecto a la del sábado pasado, cuando el gobierno reconoció 9 mil 500 manifestantes en toda Francia.

Este sábado las protestas trajeron disturbios en Montpellier, epicentro de la convocatoria de esta jornada, donde se reunieron más de 2 mil manifestantes según la Policía, 5 mil según las cifras de los chalecos amarillos, en la céntrica plaza de la Comedia.

La Policía empleó gas lacrimógeno y cañones de agua para repeler a los manifestantes, unos enfrentamientos que se saldaron con ocho heridos leves, según la Prefectura, citada por la televisión BFMTV.

Cuatro de ellos son manifestantes y otros cuatro, agentes de la Policía afectados por el lanzamiento de artefactos pirotécnicos. Además hay siete detenidos.

Así la plaza de la Comedia se convirtió en un campo de batalla que terminó lleno de botellas de vidrio rotas, trozos de madera y pancartas destrozadas tras varias entradas y salidas de los manifestantes y su correspondiente respuesta de los antidisturbios.

"Los manifestantes más virulentos lanzaron bombas agrícolas --parecidas a bengalas--, adoquines y botellas (...) a la Policía, que respondió con proporcionalidad y gran frialdad", subrayó la Prefectura, que destaca que no se hizo uso de las polémicas pelotas de acero recubiertas de goma o flashball, unos proyectiles lanzados con armas conocidas técnicamente como Lanzador de Bolas de Defensa (LBD).

Mientras, en los barrios de París se celebró la marcha Los chalecos amarillos en los barrios, Acto I, que reunió a un millar de personas en un recorrido entre Saint-Denis y Bobigny. En la manifestación se podía ver una pancarta con la frase "Ni olvido ni perdón, 2005-2019" en referencia a la muerte de Zyed y Bouna, muertos durante una persecución policial en 2005, hechos que provocaron una ola de revueltas en los barrios con numerosas quemas de coches.

También hubo protestas de menor calado en Marsella (200 participantes según la Prefectura), Burdeos (600), Nancy (350) o Dijon, donde hubo trece detenidos y un antidisturbios resultó herido.

Las movilizaciones de los chalecos amarillos comenzaron en noviembre para protestar contra la subida de los impuestos al diésel y en diciembre alcanzaron su punto álgido con las protestas contra la represión de las manifestaciones hasta el punto que el presidente, Emmanuel Macron, anunció un paquete de medias económicas para mejorar las condiciones de vida de la clase media y trabajadora.