En año de retos para el pitcheo, Manuel Flores se mantiene fuerte

"Antes ni con una bazuka se sacaba la pelota en Tabasco, y ahora ya hay varios jonrones", afirma

Antonio Bargas Cicero
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 12 de junio, 2019

Manuel Flores hace historia y se mantiene en pie de guerra en la loma en uno de los años con más retos y dificultades para los lanzadores en la Liga Mexicana.

El experimentado derecho, que el domingo pasado engomó a José Juan Aguilar para lograr su ponche 800, ante los Leones de Yucatán, con los que se apuntó su primer chocolate en el circuito hace 13 años, y consolidarse en el segundo lugar de todos los tiempos entre los yucatecos, se acerca a las 100 victorias en su carrera, al tiempo que lidia con una temporada llena de desafíos, con los Piratas de Campeche en último lugar y todo de tipo de problemas para un pítcher, desde molestias físicas hasta una pelota que vuela escandalosamente más de lo habitual. Como dijo el de Chicxulub, “en Tabasco, un estadio donde antes ni con una bazuka se sacaban las pelotas, ahora ya van varios (jonrones), algunos de línea”.

En entrevista exclusiva con La Jornada Maya en el terreno de juego del estadio donde se hizo pelotero, el Kukulcán Alamo, el serpentinero que encabeza a los bucaneros en efectividad, WHIP y ponches, afirmó que los problemas con la nueva pelota se reflejan en el pitcheo en general en la Liga; “se ha batallado, haces un buen pitcheo y lo quieres repetir y se va por el otro lado. Eso nos ha afectado, más lanzamientos se quedan hangeados y se les da más oportunidades a los bateadores, que no fallan con esas equivocaciones”.

El arranque de temporada fue complicado para Flores, lleno de altibajos. “Cuando empezamos a usar la bola Franklin comencé a sentir molestias en un codo, y eso no me dejaba estar al cien por ciento”, señaló el autor de uno de los mejores juegos del año, una blanqueada de juego completo en Tabasco. “El brazo ya está mucho mejor, luego de que recibí tratamiento”.

Tras superar las 800 anestesias –sólo está debajo de Enrique Couoh Hidalgo (981) en la lista histórica de yucatecos, de acuerdo con investigación del periodista Gaspar López Poveda-, el siguiente gran número por alcanzar son los 100 triunfos, de los que está a 15.

“Es una cifra importante, pero trato de no pensar en eso”, indicó. “De hecho, no sabía hasta que me dijiste que iba a llegar a los 800 poches y que logré mi triunfo 85. Contento. Desde 2012 soy abridor de tiempo completo, aquí en Yucatán nunca se me dio la oportunidad de ser abridor, sólo lo hacía de vez en cuando. En Veracruz fue que se me dio esa oportunidad y como abridor he ganado bastante”. Espero mantenerme sano, prosiguió, y lograr ese número significativo. Recientemente alcanzó la centena Walter Silva y otros destacados lanzadores en los últimos años como Jonhatan Castellanos, Andrés Meza y Mauricio Lara se acercan a ella.

Haciendo a un lado las estadísticas, Flores, para quien la familia es la principal motivación, dejó en claro que su meta principal es aportar para que ganen los Piratas. También más allá de los números la durabilidad es su sello. Más de 100 entradas lanzadas y más de 20 aperturas en cada año desde 2012. “Los años pasan no perdonan”, expresó. “Ahora hay que cuidarse más. El gimnasio es muy importante para mí, la natación me ha ayudado mucho. Estoy en mi temporada 16 y no he tenido una lesión grave, gracias a Dios”.

“Con verano e invierno lanzo más de 200 entradas al año y es algo considerable. Vivimos de nuestro físico y tenemos que cuidarlo”.

El control, clave de Valdez

César Valdez, a quien Manuel Flores enfrentó el domingo pasado en el Kukulcán, basa su éxito en el control. El león dominicano suma cinco aperturas seguidas sin dar base por bolas y en las últimas siete sólo otorgó un pasaporte.