Alertan Ong ante negociaciones EU-México sobre migración

Defensores advierten que el principal efecto de los acuerdos “será la grave crisis humanitaria que se va a generar”

La Jornada Maya
Foto:Ap

Ciudad de México
Viernes 14 de junio, 2019

En las recientes negociaciones con Estados Unidos, el gobierno de México “está sentando un precedente” para que se amenace al país, no solamente en materia migratoria, sino también económica, por lo que continuar por esta vía comprometería la soberanía mexicana frente a Donald Trump, alertaron organizaciones de defensa de derechos de los migrantes.

Mediante un comunicado conjunto, grupos como Sin Fronteras, Asylum Access México y la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, entre otros, advirtieron que “la principal consecuencia de los acuerdos entre México y Estados Unidos será la grave crisis humanitaria que se va a generar”.

En ese sentido, pidieron que el canciller Marcelo Ebrard explique cuál fue el fundamento legal para la suscripción de un acuerdo con Washington en el que se comprometen temas como el trabajo, la educación, la salud y el despliegue de la Guardia Nacional sin haber estado presentes los legalmente facilitados en estos temas y sin anuencia del Senado.

“¿Puede haber algo más perverso que utilizar a los militares para detener a las poblaciones migrantes más vulnerables que van huyendo de la violencia, del hambre y de persecución política? No hay transparencia sobre las instrucciones dadas a los militares desplegados en la frontera sur, partiendo de que no se están enfrentando a delincuentes”, añadió el comunicado.

De igual manera, las organizaciones firmantes –entre las que también figura el colectivo Seguridad sin Guerra, el Grupo de Trabajo sobre Política Migratoria y el Grupo Impulsor contra la Detención y la Tortura—advirtieron que el mencionado acuerdo “va a incentivar la actuación de los grupos del crimen organizado quienes cobrarán más y harán viajar a las personas por rutas más peligrosas”.

Asimismo, recordaron que los tratados internacionales y las leyes mexicanas prevén que las personas que huyen por persecución y por violencia que no cuenten con documentos y se les debe informar de sus derechos en México y darles las facilidades para ejercerlos, al tiempo que se preguntaron cuántos recursos tendrán para dicha tarea el Instituto Nacional de Migración y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados.

Por otro lado, pidieron que Ebrard le explique al Senado la diferencia y las implicaciones entre el programa “Quédate en México” (en el marco del cual se podría recibir a 50 mil personas desde Estados Unidos, de la fecha actual hasta diciembre), y declararse como tercer país seguro o ser el primer país de asilo, opciones que tienen aristas muy diferentes entre sí.

“Este mensaje es completamente contradictorio con la política migratoria que anunciaron a inicio de su gobierno y con el gesto de recibimiento de la caravana en la frontera sur de Olga Sánchez Cordero y Alejandro Encinas. ¡Qué poca congruencia con esa postura y con la expresada en espacios internacionales de migración!”, señalaron las organizaciones.

Luego de cuestionarse si no había otra opción que aceptar este acuerdo, los colectivos firmantes dijeron que pondrán toda su colaboración “para no caer en una relación de sumisión con Estados Unidos, que violente los derechos humanos de personas migrantes y refugiadas. La solidaridad que el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó hoy se tiene que ver reflejada en alternativas ante la coerción del presidente Trump”.