Queda un año para quitar a invasores de 'Playa' de la ruta del Tren Maya: Agepro

Eduardo de Jesús señaló que actualmente revisan las reservas territoriales

Carlos Águila Arreola
Foto: Juan Manuel Valdivia
La Jornada Maya

Cancún, Quintana Roo
Martes 2 de julio, 2019

Queda un año para despejar los terrenos ejidales de Playa del Carmen y las reservas territoriales del estado en el municipio de Solidaridad por donde pasará el Tren Maya, adelantó Eduardo de Jesús Ortiz Jasso, director de la Agencia de Proyectos Estratégicos (Agepro).

El funcionario señaló que actualmente revisan las reservas territoriales a lo largo de donde va a pasar el proyecto ferroviario, para saber qué podrían aportar para las estaciones o para los polígonos alrededor de donde estarían éstas, dependiendo de los trazos y el municipio, y destacó que terminaron un trabajo de campo en Solidaridad.

“Después de un trabajo de gabinete con Fonatur (Fondo Nacional de Fomento al Turismo) y la Sedatu (Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano) federal para buscar un lugar para reubicar el asentamiento irregular que está debajo de las torres de la Comisión Federal de Electricidad, ahí es más de un kilómetro que está invadido por un asentamiento irregular importante. El municipio inició con un censo y obtuvo un dato de 600 familias que deben reubicarse porque ahí sí está muy claro que pasará el Tren Maya”, explicó.

Para la reubicación en principio detectaron 10 hectáreas: un par de terrenos, cada uno de cinco mil metros cuadrados, y la instancia encargada trabajará en un plan integral de propuesta de vivienda, tamaños de lote, etc. También la dotación de servicios públicos, así como algún prototipo de vivienda y cuál será el modelo para desarrollar.

Sostuvo que dependiendo del trazo y del municipio, variará la cantidad de terreno a utilizar para las estaciones del tren, así como la cantidad de viviendas.

En relación a cuántas zonas irregulares han detectado al paso del ferrocarril hasta donde están los trazos al día de hoy, Ortiz Jasso señaló que “hay otros asentamientos al poniente de Solidaridad, pero no están en el trazo. Nosotros aportamos la tierra; vamos a tener que ponernos de acuerdo con el Instituto de Suelo Sustentable para ver la titulación, o titula el estado o titula el gobierno federal, no lo sabemos. Estamos poniendo a disposición esas reservas”.

Explicó que en la zona cercana a Tulum, a partir del nuevo trazo del tren, están revisando todas las reservas del estado y para las viviendas; “se va a profundizar en el detalle del tipo de familia, si son madres solteras o familias completas porque de eso dependerá el modelo de vivienda”.

La ruta del tren, en su tramo Caribe, va del aeropuerto de Cancún, al norte de Quintana Roo, al municipio de Bacalar, en el sur del estado, y su trayecto abarca ocho de los 11 municipios, donde construirán 570 kilómetros de vía férrea; incluso, están proyectados pasos de fauna para conservar los corredores biológicos de la entidad.