En QRoo, no entienden: Grupo Posadas devasta costa en Xcacel-Xcacelito

Es un hecho lamentable que al menos en dos ocasiones que hemos podido documentar

Eduardo Lliteras Sentíes
Foto: Chamge.org
La Jornada Maya

Lunes 15 de julio, 2019

En Quintana Roo, no parecen entender. La crisis del sargazo, del mismo turismo ahuyentado por la delincuencia, pero también por el deterioro ambiental y social, no parece enseñar nada a las autoridades y los empresarios hoteleros, siempre ávidos de ganancias a costa de los ecosistemas desde la fundación de Cancún como destino “planeado” por Fonatur.

Un último ejemplo, el enésimo: el Grupo hotelero Posadas pretende modificar de forma radical la costa en una zona de anidación de tortugas marinas en Quintana Roo, al lado de la zona núcleo de la Reserva de la Biósfera Xcacel-Xcacelito.

Como explica la activista y defensora de los ecosistemas de Quintana Roo de toda la vida, Aracely Domínguez, dicho grupo hotelero pretende edificar un desarrollo enorme de más de 100 hectáreas, el que fue autorizado por el gobierno de Enrique Peña Nieto, con una manifestación de impacto ambiental muy mal elaborada.

Es ilegal, ya que no cumplen con las leyes, sin embargo, se los autorizaron, no cumplen con el ordenamiento, y también fueron autorizados, puntualiza Araceli Domínguez del Grupo Gema.

Explica a Infolliteras.com que les autorizaron una cantidad de cosas impresionantes como por ejemplo: primero, quitar la roca en una zona donde quieren poner arena; obviamente la arena no se va a quedar porque si la arena se quedara allí, no habría roca, puntualiza. Es decir, la dinámica marina de la zona no favorece el crecimiento de la playa, señala al recordar que el mega desarrollo fue autorizado en el 2002, pero fue hasta el 2018 –con Enrique Peña Nieto- que obtuvo los permisos.

Además de todas aberraciones descritas, el Grupo Posadas pretende dragar enfrente del arrecife, es decir, dragar la arena para traerla y construir tres bahías más.
¿Por qué hacer tres bahías más, dañando el medio ambiente de la manera que lo hacen?, cuestiona Aracely Domínguez, con mucha razón.

Quieren poner arrecifes artificiales enfrente, obviamente con toda la problemática que significa estar muy cerca del área núcleo de Xcacel. En segundo lugar, el problema es que está cerca de lo que se llama la Reserva de la Biósfera del Caribe Mexicano, con la consabida problemática que tenemos del cambio climático, y todo lo que está pasando.

Lo menos que necesitamos ahorita es que quieran venir a modificar la costa y el acarreo de sedimento y la propia dinámica no permite ni va a permitir hacer eso, afirma Aracely Domínguez.

Y claro, el primer problema ya surgió: por la construcción de una zanja de cuatro metros las tortugas marinas, que salen de la playa, para desovar, están cayendo y quedando atrapadas.

Petición en Change.org

En la plataforma de Change.org, Aracely Domínguez publicó una petición denunciando “la irresponsabilidad de la Empresa Grupo Posadas (Promotora Ecotur, S.A de C.V.), que está construyendo un hotel y haciendo obras en la zona de playa de Chemuyil, justo frente a una de las zonas de anidación de tortuga marina más importante de México, al lado de la zona núcleo de la Reserva de la Biósfera Xcacel-Xcacelito”.

La petición señala que desde hace un par de días han sido reportadas tortugas marinas atrapadas en una zanja contigua a la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), por lo que se presentaron denuncias ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), solicitando se verifiquen las condicionantes de la autorización y el maltrato animal en que está incurriendo el Grupo Posadas”.

Explica que “el Grupo Posadas ha hecho una zanja de 50 m de largo por 4 m de largo aproximadamente, en colindancia con Zofemat, por lo que la tortuga sube a la duna y cae al barranco que se construyó con maquinaria pesada, justo en temporada de arribo de tortugas marinas, a pesar de que la promovente manifestó <>”.

Como afirma la petición “este proyecto pone en riesgo a las tortugas marinas, ocasionando cambios en su comportamiento y proceso de reproducción, lo cual evidentemente no ha sido mitigado adecuadamente. Es importante resaltar que los quelonios marinos son especies protegidas por la legislación mexicana, además de que México junto con otros 11 países de América, en 2001 se suscribió a la Convención Interamericana Para la Conservación y Protección de las Tortugas Marinas”.

Es un hecho lamentable que al menos en dos ocasiones que hemos podido documentar las tortugas cayeron a 4 metros de profundidad, con la problemática para sacarlas de allí.

Asimismo, en la petición piden “a las autoridades correspondientes hagan una exhaustiva investigación, sancionen a la empresa y determinen si hay violaciones a las condicionantes, ya que de ser así debe revocarse la autorización”.

En conclusión, el proyecto debe ser clausurado, y suspendido de forma definitiva. En esto coincide Aracely Domínguez.

[email protected]