Albergue 'Santa María de Guadalupe', una opción para quienes pernoctan en hospitales

Invitan a quienes no tienen recursos a usar sus instalaciones



Mérida, Yucatán, 2 de agosto de 2019.-

Yesenia Collí Canul tenía 33 semanas de embarazo y se encontraba en su natal Kinchil cuando se comenzó a sentir mal. Su madre, María Canul Moo, decidió trasladarla a la capital yucateca. En el Hospital General Regional No 12 'Benito Juárez' del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), detectaron que tenía preeclampsia y le practicaron una cesárea. Finalmente, Luna Yanet nació y fue trasladada a la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), mientras su mamá se recuperaba de la cirugía.

Entre tantas tensiones, Yesenia tenía un temor extra: su hogar se encuentra a una hora de distancia de Mérida y su madre tendría que trasladarse todos los días para visitar a Luna Yanet en la UMAE. "Me preocupaba porque mi mamá estaría lejos y si decidía quedarse en la ciudad, no tenía un lugar para dormir", relató la joven de 25 años a La Jornada Maya.

Sin embargo, María pronto encontró una solución: se quedaría en el albergue 'Santa María de Guadalupe', dirigido por el Voluntariado del IMSS Yucatán, y que se encuentra a 50 metros del Hospital Benito Juárez.

El recinto brinda hospedaje a familiares de derechohabientes del Instituto por horas o días. Cuenta con 15 camas (divididas en dos espacios: nueve para mujeres y 6 para hombres), baños, cocina con estufa y refrigerador, área de lavandería, televisión e internet.

El servicio se ofrece para que las personas no pasen la noche en los nosocomios, no tengan que gastar dinero en pasajes a sus comunidades de origen o puedan descansar si tienen que quedarse por periodos prolongados en los hospitales. De hecho, la presidenta del Voluntariado, Rita Vázquez López mencionó que las instalaciones se encuentran cerca del Hospital porque la mayoría de los pacientes que ahí son atendidos provienen de municipios y no de la capital yucateca.

Aunque opera desde hace 25 años, el albergue rara vez se encuentra lleno porque es poco conocido por los derechohabientes y la comunidad en general, señalaron las voluntarias.

De acuerdo con la tesorera del Voluntariado, María de Jesús Canto García, semanalmente llegan cerca de 15 personas para hospedarse durante 24 horas, y otras tantas hacen uso de los baños, la cocina o la lavadora. Durante el mes de julio 136 personas pernoctaron ahí y 170 llegaron a las instalaciones solo un par de horas.

"Quisiéramos que el albergue se ocupe al 100 por ciento, que los derechohabientes en lugar de pasar la noche en el hospital lleguen aquí a descansar, bañarse, lavar su ropa, y no que solo lleguen dos o tres personas", dijo.

La cuota para acceder al albergue es de 30 pesos por día y de 10 pesos para hacer uso de las instalaciones por un par de horas. De igual forma, los trabajadores sociales de los hospitales del IMSS pueden extender un pase de exención de pago a quienes no tengan dinero para costear el servicio. Esto después de haber realizado un estudio socioeconómico. Cada semana llega al recinto al menos una persona que no puede pagar el hospedaje.

El albergue se mantiene gracias a las cuotas, al trabajo del Voluntariado y a donativos en especie y en efectivo. Sin embargo,"llega un momento en que no es sustentable porque no hay gente ocupando y en ese caso, la instrucción nacional es que si los gastos no se cubren con las cuotas de recuperación, si no se logra salir de los gastos, se cierre el albergue", explicó Vázquez López.

Sin embargo, la presidenta insistió en que la intención del Voluntariado de Yucatán no es clausurarlo. Por el contrario, la meta es aumentar la afluencia y brindar el servicio a más personas. De hecho en mayo el recinto se mantuvo cerrado por mantenimiento y a la fecha las 40 voluntarias permanecen recogiendo donativos, tanto en efectivo como en especie, para destinar recursos al sitio.

Vázquez López recordó que la ciudadanía puede donar ropa, zapatos, platos o joyería para que sean vendidos en las oficinas del Voluntariado, localizadas en el Hospital Regional Número 1 (T1) del IMSS, o bien, para que se destinen a los bazares que se realizan cadaviernes de quincena en ese nosocomio. El dinero recabado sirve para el mantenimiento del albergue y para la realización de otras actividades de la mencionada agrupación. Para mayor información, se encuentra disponible el teléfono celular 9999100465.