Obús de Sosa da épica victoria a los Leones

Brillan Valdez y el bupén selvático en batalla de 13 entradas ante Puebla: 2-0

Antonio Bargas Cicero
Foto: cortesía Leones de Yucatán
La Jornada Maya

Mérida
Miércoles 14 de agosto, 2019

Humberto Sosa lo hizo de nuevo.

En una temporada de jonrones significativos para el experimentado receptor, el veracruzano conectó el más emocionante con dos auts en el cierre de la entrada 13, para darles a los Leones (56-48) un triunfo que necesitaban, 2-0, sobre los Pericos de Puebla (52-50), en un clásico instantáneo con el que arrancó una batalla entre equipos en zona de clasificación en la Zona Sur.

El quinto duelo de 0-0 con mayor duración en cuanto a entradas (12) en la historia de la Liga tuvo de todo: pitcheo magnífico, dos de las jugadas del año a la defensiva, estrategias, emociones y un electrizante final. Sosa, quien en Torreón metió a las fieras a los libros de récords con dos bambinazos en un episodio y luego bateó el cuadrangular 105 de los selváticos, para darles su mayor cantidad en 15 años, se vistió de héroe con un bombazo que desde que salió se sabía que la bola no iba a regresar. Fue apenas el noveno hit en total en el partido.

“Confíen en nosotros”, exclamó Sosa tras ser entrevistado en el terreno y antes de lanzar una pelota al público.

Los líderes Tigres vapulearon 16-7 a Oaxaca y los Diablos superaron 11-7 a Tijuana, por lo que era vital que los melenudos consiguieran la victoria. Para no complicarse en la carrera por los playoffs, Yucatán, a juego y medio de los bengalíes, necesita mantenerse entre los dos primeros lugares en la segunda vuelta –el México está a dos encuentros de los rugidores-, y al mismo tiempo evitar caer del tercer puesto en el standing general, donde Quintana Roo lo acecha a medio juego. De haber perdido, los selváticos hubieran pasado de enfrentar a Oaxaca en una semifinal del Sur- su escenario actual-, a disputar el choque de comodines frente a Puebla.

El pitcheo, su principal y más consistente fortaleza en una temporada compleja, mantuvo a los rugidores en buena posición. César Valdez no ganó, pero condujo la séptima blanqueada de los “reyes de la selva”, cifra que sólo superan Tigres (9) y Tijuana (8). Demostró por qué además de que prácticamente ya aseguró ser el Pítcher del Año merece consideración para el premio al Más Valioso, que parece ya tener dueño, el guerrero Alonzo Harris. Los Leones ganaron en 16 de sus 21 aperturas y en un año dominado por los batazos es claramente líder de efectividad y es primero también en WHIP (1.06), además de segundo en bateo en contra (.251).

Dave Roberts, mánager de los Dodgers de Los Ángeles, señala que la temporada regular “es un ensayo para la postemporada” y anoche los selváticos enfrentaron y supieron sobreponerse a los retos que tendrían en los playoffs. El bulpén, tan cuestionado en la primera vuelta, ahora ya se ve mucho más fuerte y no permitió imparable en seis actos, en los que ponchó a seis. El preparador panameño Enrique Burgos, paisano del flamante inmortal Mariano Rivera, siguió dominando con tres ponches, Josh Lueke colgó dos argollas, Manny Parra otra y el ganador Andrés Ávila (3-1) se encargó de seis auts. En la entrada 11, cuando ambos equipos llenaron la casa, el primera base Xavier Scruggs salvó a Parra y a los selváticos al tirarse como portero y robarle un extra base a Danny Ortiz, campeón del Derby de Jonrones, con dos en base. El timonel Gerónimo Gil ordenó dos bases intencionales en ese capítulo para que el zurdo Parra se midiera a zurdos y los dominó en ambas ocasiones. Seis rollos antes, el patrullero izquierdo Nick Torres le robó lo que hubiera sido un cuadrangular de dos registros a Sebastián Valle al elevarse sobre la barda.

Las fieras perseveraron y finalmente triunfaron frente a un duro pitcheo, que encabezó Scott Harkin (8 IP, BB, 6 K), quien con sus curvas y lanzamientos rompientes abrumó a los de casa.

Valdez, intratable

Durante siete entradas Valdez pulió aún más sus credenciales para convertirse en el segundo león desde 2016 en ser nombrado el Pítcher del Año de la Liga Mexicana. El dominicano, con dos no decisiones en fila, no igualó la hazaña de Yoanner Negrín, quien se llevó aquella distinción, de lograr récord de 20-1 entre 2016 y 2017, sólo porque su contrapelo Harkin enjauló a unas fieras que continúan con la pólvora mojada este mes luego de compilar arriba de .300 en julio.

Valdez dejó en claro que es el mejor lanzador en esta temporada de fuegos artificiales al dejar en tres hits a un equipo en zona de clasificación, con un orden al bate más que respetable, pero que vino a menos. Con su típico control y comando, el dominicano ponchó a seis y dio una base por bolas, dejando su efectividad en 2.29, casi una carrera menos que el sublíder, Negrín. El as de los selváticos llegó a 110 chocolates, empatando al otro as melenudo en el cuarto lugar de la Liga.

Al final su gran esfuerzo valió la pena. El imponente derecho despachó en riguroso orden sus últimos tres capítulos y se despidió al dominar a José Félix en inocente rola a sus manos. Los Pericos no pudieron con la efectiva serpentina de los sublíderes de pitcheo del circuito, que este año están mostrando un poder que no los caracterizó en años anteriores. Con 12 ponches frustraron una y otra vez a los poblanos y llegaron a 749, entre los mejores seis de la LMB.

El gran swing de Sosa sentenció y mandó feliz a casa a la mejor afición de México. Una de las armas más importantes de los melenudos en la campaña es la paciencia en la caja de bateo –sólo Monclova y Aguascalientes tienen más bases por bolas- y el noveno en el orden, José Juan Aguilar la usó perfectamente al negociar transferencia en cuenta de 3-2 ante el derrotado José Manuel López (3-4), parte del equipo campeón del 2018.1. Sosa, quien entró de emergente en el acto 11 y recibió base por bolas intencional, demostró por qué tantas veces ha respondido a la hora cero en su carrera con un obús que superó por mucho la cerca del bosque izquierdo. El noveno cuádruple del veracruzano desató la locura en el Kukulcán Alamo, que vibró con el que probablemente fue el juego del año en Mérida hasta ahora. ¡Uff!

Buen ensayo, Leones.

Desde la cueva: El segundo de la serie en el parque de la Serpiente Emplumada será este miércoles a las 19:45 horas; Brandon Cumpton (0-2, 13.50) y Negrín (11-5, 3.20) protagonizarán el duelo monticular… Los selváticos llegaron a 109 palos de vuelta entera, 15 menos que los que conectó el explosivo conjunto de 1986 de Ray Torres… Yucatán mejoró a 4-3 contra Puebla este año y a 6-7 frente a clubes con marca ganadora en la campaña durante la segunda vuelta.

Los datos: Los Leones se acercaron al récord de 14 innings con la pizarra 0-0 en el Kukulcán Alamo, conseguido ante los Piratas de Campeche en 1982, y contra los Delfines del Carmen en 2015… Los rugidores cuentan con el 1-2-3 en la Liga en efectividad (Valdez, Negrín, Samayoa) y bateo en contra (Negrín, Valdez, Samayoa).