Discriminan a Risper Biyaki tras ganar medalla para México; "no eres mexicana", le dicen

"Salgo a la calle, me gritan, corro y es igual", comenta la corredora

Rosalía A. Villanueva
La Jornada Maya

Ciudad de México
Martes 20 de agosto, 2019

"Tú no eres mexicana, naciste en Kenia", le han dicho a Risper Biyaki Gesabwa a su regreso de los Juegos Panamericanos de Lima tras ganar la medalla de plata en 10 mil metros que le dio al país que le abrió las puertas. La discriminación, afirma la fondista, "duele mucho y me afecta porque yo quiero a México y lo represento".

En Zacatecas no hubo reconocimientos ni celebración para la atleta de 30 años. "Salgo a la calle, me gritan, corro y es igual. ¡Cómo vives tú aquí!", le reprochan a una mujer que decidió hace un año naturalizarse por México, porque en Kenia, como tampoco en Estados Unidos, donde es más conocida por sus victorias, tendría la oportunidad de llegar a unos Juegos Olímpicos, que es su mayor anhelo.

En la casa que renta por 3 mil 500 pesos mensuales en el municipio de Guadalupe, donde vive con su esposo y entrenador George Ondimu, hay una comunidad de corredores kenianos, hombres y mujeres, entre parientes y amigos. “Somos más de 20 y todos viven cerca, algunos están casados con mexicanos o mexicanas y tienen hijos. Somos unidos, somos familia”, platica Risper, quien habla español sin ser fluido y quiere ir a la escuela para aprenderlo mejor.

En Kissi viven sus padres con una hermana, pues su hermano Rodgers Ondati también radica en Zacatecas. Los Gesabwa han sobresalido en territorio nacional desde hace años y donde se presentan procuran estar en el podio.

“Mi hermano fue tercero en el maratón de la Ciudad de México en 2017”, dice Risper vía telefónica, al recordar que ese año fue la última vez que representó a Kenia, cuando triunfó en los 21 kilómetros en la capital del país y luego compitió en la carrera de largo aliento para finalizar décima (2:47.26 horas).

Hace ocho años fue convencida por su esposo, quien también era corredor, de dejar Estados Unidos y vivir en México.

“Yo venía cada tres semanas o meses, sacaba la tarjeta de permiso cada cuatro años, quería regresarme a mi país. Me dijo que en Zacatecas teníamos todo, el lugar para entrenar, la comida que es parecida allá y muchos amigos”.

Risper no se arrepiente de haber tomado esa decisión. Hay corredores de Kenia dispersos en todo el mundo que son adoptados por otros países. “Nosotros no tenemos trabajo, yo terminé la secundaria. Corro por dinero, es lo que hago con gusto y ganar”, cuenta.

Para representar a México en los Juegos Panamericanos de Lima, Risper se presentó este año a los procesos selectivos para dar la marca en territorio nacional o en el extranjero.

Acudió al Campeonato Nacional de Chihuahua como zacatecana para ganar su lugar y mostrar forma física en 5 y 10 mil metros, en junio pasado. Ahí estuvo peleando con Laura Esther Galván, la monarca nacional, al quedar en el segundo peldaño.

Como mexicana Risper –quien se distingue por ser la más alta en las pruebas de fondo– está contenta por ser subcampeona panamericana y estuvo a punto de obtener otra presea en los 5 mil metros –llegó cuarta en la prueba ganada por Galván–, pero las condiciones climáticas de Lima le afectaron y compitió con gripe en las dos distancias en las que fue inscrita.

Ahora desea ir a sus primeros Juegos Olímpicos, en Tokio 2020; “yo quiero ir en 10 mil o maratón, no hay problema, pero tengo que dar las marcas y me voy a preparar bien”, afirma la zacatecana, quien da la bienvenida a los incentivos económicos que se hizo acreedora por parte del gobierno federal y confía en el respaldo de las autoridades deportivas.