Juárez y Charles simbolizan capacidad para sobreponerse a la adversidad en la cueva

'El Pepón' juega con disco roto y hernia y destaca con la majagua

Texto y foto: Antonio Bargas Cicero
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Viernes 13 de septiembre, 2019

Nadie simboliza mejor en la cueva la tenacidad y capacidad para sobreponerse la adversidad que Luis Juárez y Art Charles.

El Pepón, segundo en bateo (.319) y tercero en carreras producidas (65) en el equipo durante la temporada regular y uno de los cañoneros más peligrosos en la semifinal de la Zona Sur, juega con un disco roto en la espalda y una hernia. El toletero lidia con dolor y molestias desde hace cuatro meses.

“Ha sido muy complicado, hay dolor. Desafortunadamente mi disco sólo duró un mes”, señaló Juárez en entrevista exclusiva con La Jornada Maya a la entrada de la casa club de las fieras. ¿Qué tan complicado ha sido el proceso para uno de los consentidos de la afición melenuda? A 15 días de que terminara el rol regular pasó por el quirófano para una intervención y el doctor le dijo que no podía empeorar más si seguía jugando y continuó viendo acción con Yucatán, siendo una pieza importante en el repunte de la segunda vuelta. Apenas termine la campaña le espera otra operación, que le hará perderse la liga invernal por segundo año consecutivo. Trabajo en gimnasio y piscina han sido parte de la recuperación de Juárez, lo que lo ayuda a lidiar con el problema de la espalda, y pese a todas las complicaciones y frustraciones siente que vale la pena el esfuerzo.

“Estamos en donde queríamos y hay que seguir con todo en busca de otro campeonato. Mientras pueda continuaré entregándome con este equipo, ya que esto es lo que hago y me gusta”, indicó el artillero.

Charles, pieza clave en el conjunto campeón en el 2018.1 junto con Juárez en el corazón del orden al bate, pasó prácticamente un año sin jugar mientras se recuperaba de una delicada lesión en la cadera y regresó como si nunca se hubiera ido, repartiendo toletazos por todos lados. “Nunca perdí la fe en que volvería esta campaña”, dijo el californiano, que reapareció en la segunda vuelta. “El aspecto mental fue clave, estuve fuerte con apoyo de mis compañeros y del psicólogo deportivo Freddy Sandoval, positivo siempre y eso me sacó adelante”.

Confianza de Sievers en la ofensiva: Antes de la práctica de ayer en el parque de la Serpiente Emplumada, el couch de bateo Carlos Sievers destacó que la ofensiva de los Leones se ha visto bien a lo largo del año en campos de bateo como el Alfredo Harp Helú y “no veo por qué las cosas vayan a ser diferentes ahora”. Contamos con una ofensiva mixta, agregó, “podemos hacer daño allá y acá”. ¿Las claves para que Yucatán gane? “Pitcheo, defensa y bateo oportuno”, acotó.

Sede de lujo para el inicio de la serie: La Serie de Campeonato de la Zona Sur se pondrá en marcha en un inmueble de lujo, el Alfredo Harp Helú, un parque prácticamente de Ligas Mayores, en cuyos pasillos se puede dar un recorrido por la rica historia de los Diablos con posters y banderines de leyendas de la franquicia. El estadio que vive su primera temporada cuenta con todas las comodidades para prensa y aficionados, así como una tienda de souvenirs de dos pisos y gigantescas salas para los periodistas y conferencias.

Regresa Scruggs a la cueva: Xavier Scruggs, quien recibió un permiso de unos días para viajar a Tampa por el nacimiento de su segundo hijo, se incorporó ayer a los entrenamientos, que incluyeron un juego simulado, en el que abrieron José Samayoa y Dustin Crenshaw, progamados para lanzar cuando la final se traslade a Mérida.