En 'Septiembre, mes del testamento', Yucatán alcanza cifra histórica

Aproximadamente mil 130 documentos ológrafos y mil 616 públicos abiertos fueron expedidos

La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 10 de octubre, 2019

El Archivo Notarial del Estado alcanzó una cifra histórica en la que los yucatecos que aprovecharon el programa “Septiembre, mes del testamento”, llegando a mil 130 documentos ológrafos y mil 616 públicos abiertos, en comparación con los respectivos 416 y 470 del año pasado.

“Heredar bienes y no problemas” fue la bandera de esta campaña de la Consejería Jurídica (CJ), cuyo titular, Mauricio Tappan Silveira, hizo un llamado a la ciudadanía a concretizarse de que este trámite no debe hacerse cuando las personas sean mayores o estén en estado grave de salud.

Por el contrario, aconsejó a todas las personas mayores de edad que acudan a la dependencia por la redacción de su última voluntad, como parte de la cultura cívica yucateca y a fin de no engrosar las filas de los juicios sucesorios intestamentarios en las instancias correspondientes.

A iniciativa propia del Gobernador Mauricio Vila Dosal, con el fin de promover la certeza jurídica de la población en todos los ámbitos, se promocionó que este esquema, por primera vez, contara con el Decreto 102/2019, para exentar los derechos de formulación de los dos tipos de testamento.

En ese sentido, los ológrafos fueron totalmente gratuitos, con los únicos requisitos de dos testigos, acta de nacimiento, CURP e identificación oficial; así, el mismo día del trámite, los testadores podían dejar su legado al resguardo del Archivo Notarial.

La otra opción es el público abierto, que se puede obtener ante cualquiera de los notarios que trabajan en el territorio. Con el Consejo de Notarios Públicos del Estado, se acordó que, sólo ese mes, además de los referidos documentos, se cobrará mil 800 pesos en general, así como mil 500 a personas mayores de 65 años o con alguna discapacidad.

“Septiembre, mes del testamento” es ya una tradición en México desde hace 17 años y Yucatán no ha sido la excepción, gracias a los esfuerzos conjuntos entre la Secretaría de Gobernación federal, las administraciones locales y profesionistas, para promover y fomentar la cultura testamentaria.