Los Primos de Sitpach se coronan en la Meridana de segunda fuerza

"Caballo que alcanza, gana"

La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 14 de octubre, 2019

“Caballo que alcanza, gana". Así reza el refrán y hoy lo cumplieron los Primos de Sitpach, que regresaron en gran forma y dejaron tendidos en el campo a los Bravos de la Liga Nuevos Valores, con marcador de 19-18, al imponerse en el segundo juego de la final de la Liga Meridana de Béisbol de Segunda Fuerza.

Los Primos, que llegaron a las semifinales como “mejor perdedor", se convirtieron en el “caballo negro" de la postemporada, tras derrotar al líder invicto del rol regular, y después imponerse en la final en sólo dos encuentros, con lo que hicieron historia en el naciente circuito.

Realmente el marcador no puede señalar que fue un gran juego, pero que sin duda ambos equipos nunca dejaron de luchar, esa es una gran verdad.

El desenlace del choque se vivió en la novena baja, cuando los de Sitpach necesitaban tres carreras para dejar tendidos en el campo a sus rivales, que en ese momento estaban arriba 18-16.

El relevista y derrotado Álvaro Traconis sufrió en serio en ese último episodio, al regalar par de bases a Ángel Ávalos y Willy Villanueva, y después el antesalista Gil Martínez dejó caer un elevado Martín Ramón para que se llena la casa sin out.

Una rola complicada a la antesala de Wílberth Chan acercó a los Primos, 17-18, aunque Villanueva fue forzado en la tercera para el primer out.

Gilberto Pech recibió base y de nuevo se llenó la casa de locales, ante la algarabía de sus seguidores, y más cuando un error del antesalista Martínez permitió la del empate a 18.

Le tocó el turno a René Echeverría, con la casa llena y un out, y el primer bate de los Primos se defendió con todo, al dar varios batazos de faul, lo que a final de cuentas fue importante, pues Traconis terminó por golpearlo para que de “caballito" se anote la carrera de la diferencia y el campeonato para la Comisaría de Sitpach.

El juego fue de locos, porque los Bravos, en su primer turno del juego, anotaron ocho veces ante el abridor Ricardo Arjona, quien enfrentó a diez enemigos, regaló una base y permitió ocho inatrapables, dos de ellos jonrones de Hernán Gamboa, con dos en base, y del pitcher abridor Francisco Acosta, con uno en los senderos.

Sin bajar los brazos, los Primos anotaron una en la primera entrada, tres en la segunda y cuatro en la tercera para empatar el juego, gracias a que el relevista Jesús Encalada de nuevo silenció la ofensiva de los Bravos.

Es más, en la cuarta, los Primos tomaron ventaja de 9-8 en el juego, aunque les duró poco el gusto, porque los de la Liga Nuevos Valores empataron en la quinta, gracias al triple de Miguel Aguilar y el elevado de sacrificio de Hernán Gamboa.

En la sexta alta, los Bravos recuperaron la ventaja con tres carreras, dos de ellas con jonrones de Gil Martínez y Javier Alcocer.

Los Primos no se dejaron y en la sexta baja se acercaron 11-12, con par de carreras.

La séptima otra vez fue de locos, al anotar dos veces más los Bravos y adelantarse 14-11, pero en la parte baja, los errores volvieron a ayudar a Sitpach, que se acercó 13-14.

Cuatro carreras de los Bravos en la octava tanda, los adelantó 18-13, pero de nuevo los Primos no se dejaron y anotaron tres veces para acercarse 16-18.

Los de la Liga Nuevos Valores no anotaron en la novena alta, tras el relevo salvador de Willy Villanueva, quien al final fue el ganador.

La novena baja fue una locura, pues los Primos lograron las tres carreras que necesitaban, y la de la diferencia entró por un golpe, por increíble que parezca.

Por los Primos también lanzaron Encalada y René Echeverría, quienes mantuvieron a su equipo en la pelea.

Al final se premió a los campeones y subcampeones, en una ceremonia en la que el Ayuntamiento de Mérida confirmó el éxito de un nuevo programa deportivo en las colonias y comisarías de la ciudad. El Director de Bienestar Social del Ayuntamiento de Mérida,
Jesús Aguilar y Aguilar fue el encargado de lanzar la primera bola, al arranque del encuentro.