El Sargazo, en la cooperación científica Franco-mexicana

Esta iniciativa estuvo acompañada de una convocatoria a proyectos de investigación

Dalila Aldana Aranda
Foto: Juan Manuel Valdivia
La Jornada Maya

Jueves 7 de noviembre, 2019

La primera Reunión Internacional sobre el Sargazo celebrada en la isla Guadalupe en el arco de las Antillas menores, en su pequeña superficie de escasos 90 km de largo por 40 Km de ancho del 23 al 26 Octubre del presente año, habiendo reunido a más de 700 participantes y varios miles más de visitantes a la exposición SARGEXPO con diversas maquinarias y materiales para la limpieza, transporte y uso del Sargazo.

Esta reunión Internacional tuvo como premisa que el sargazo es un problema regional y que federar la información y las acciones de todos los países que integran el Caribe en cooperación científica es la única vía para hacer frente al a esta alga y dimensionar sus impactos al: medio ambiente, a la salud humana, actividades productivas (Pesca, agricultura-ganadería), comunicación marítima y Turismo, entre otras.

Esta reunión internacional tuvo la visión de convocar a todos los actores desde el plano internacional hasta los Municipios, Estado, organismos internacionales, empresarios y comunidad científica internacional. Me fascino ver sentados en el mismo foro a pescadores, a escolares, a empresarios a secretarios de Estado, a directores de la ONU, FAO-WECAF, CARICOM, unión Europea debatiendo sobre el Sargazo.

Viva Francia con sus principios de Egalité, Fraternité et Liberté. Hubo además manifestaciones públicas para la población, para estudiantes, para Universitarios, para Jefes de Estado, para el sector productivo, etc.

En repetidas intervenciones se escuchó que la prioridad para Francia es la seguridad de sus ciudadanos, no exponerlos a la toxicidad de gases y lixiviados de esta alga, estar atentos al impacto en sus pesquerías y medio ambiente. Enriquecedor y reconfortante me resultó escuchar intervención tras intervención frases como: "Toda acción debe estar basada en conocimiento científico, sin ciencia no hay desarrollo durable, si tienes un problema, acércate a un investigador (a) él (ella) te encontrará solución. Estas resumen nuestro savoir-faire y nuestro papel útil en la sociedad.

Esta iniciativa estuvo acompañada de una convocatoria a proyectos de investigación en 4 ejes: a) El Sargazo como recurso biológico y ciencia básica; b) Impacto en diferentes sectores, c) Monitoreo y d) Valorización. Para ello, la región Guadalupe destino 10 millones de Euros (200 millones de pesos) para 11 proyectos por tres años. A esta iniciativa se sumaron otras agencias, el Consejo de Ciencia de Brasil y varias Instituciones del Caribe y USA. México fue informado e invitado a través del Conacyt, no se incorporó.

A nuestro país le hubiera costado muy poco integrarse (menos de cinco millones de pesos para tres años) y beneficiarse con las investigaciones de la red de todos los consorcios. No se puede construir sin conocimiento científico. México tiene un excelente capital de recursos humanos en ciencias marinas, formado con recursos públicos que no está siendo apoyando para desarrollar su trabajo, resolver problemas a través de la generación del conocimiento científico. ¿Por qué Francia destina seis millones de Euros para “barrerlo” y casi el doble, 10 millones para investigarlo? Obvio, porque la Ciencia es más costosa que “barrer”, pero hasta para barrer bien se requiere de Ciencia y Conocimiento.

A esta reunión participó una Delegación multidiscipliaría de mexicanos, teniéndose la presencia de la Comisión de Ciencia del Senado de la República Mexicana, Marina, SRE, sargazo-conacyt y científicos mexicanos. En una reunión paralela con la Región Guadeloupe, la ANR (Agencia Nacional de la Investigación, por sus siglas en francés) y la Embajada de Francia en México, se logró la voluntad conjunta para que en 2020 se implemente un programa científico bilateral Franco-mexicano Sargazo. Yo estoy confiada que México sabrá sumarse en esta segunda oportunidad a la cooperación científica para hacer frente al Sargazo.

Francia con su liderazgo ha sabido llevar al Sargazo a Ser una Super Star. Ha sabido colocar a la Unión Europea y con ello poder acceder a los fondos de los programas “Océano” y “Life”, entre otros. Bravo a las mujeres que iniciaron la construcción de la primera reunión internacional Sargazo, desde este “puntito” del Caribe (Sylvie Gustave-dit-Duflo y Vanessa Weck). Ahora, la “Star Sargazo” se incorporará a programa internacionales, el más relevante será el de Naciones Unidas, Decenio 20-30 para la Sustentabilidad de los Océanos.

Mis colegas americanos y anglosajones del Caribe con su pragmatismo me digirieron estas palabras “estas en el mejor lugar y en el mejor momento”. Exacto, me formé en Francia con beca Conacyt, soy producto de la Educación Pública de México con compromiso social. Gran parte de mi trabajo científico es franco-mexicano y desde 20 años colaboró con la Universidad de las Antillas. Esta Institución y el Cinvestav IPN Mérida tienen un intercambio de estudiantes e investigadores activos, en Biología marina y de la escuela de Ingeniería. Estoy orgullosa de colaborar con mis colegas y amigos de esta Universidad y ser parte de este evento internacional, de tener una formación franco-mexicana. La comunidad científica mexicana sólo necesita el respaldo de fondos públicos y privados para generar soluciones en torno al Sargazo, no es aceptable que México no haya destinado fondos a acciones específicas de investigación con el Sargazo.

Este recurso, este ecosistema flotante al llegar a nuestras costas tiene impactos severos en el medio ambiente y sus ecosistemas, en la salud pública, en actividades productivas agropecuarias-pesca y no sólo en el Turismo. Su monitoreo, impactos, soluciones y valoración tienen que ser permanentes. El hombre ha cambiado la química del agua con tanto desecho que se vierten a los océanos y el cambio climático, el océano nos está enviando el resultado de esas acciones nada sustentables. El Planeta Tierra seguirá por muchos años, pero la humanidad y su calidad y seguridad alimentaria y sanitaria está comprometida.

[email protected]