'No amarás', obra de teatro sobre amores prohibidos en la Iglesia

La puesta escena es presentada en Coyoacán

Ana Mónica Rodríguez
Foto: Facebook @noamarasobra
La Jornada Maya

Ciudad de México
Sábado 16 de noviembre, 2019

Dos jóvenes seminaristas se enamoran y establecen un fuerte vínculo que no es aceptado por la Iglesia. "La fuerza de ese amor y el sentimiento de culpa" son puestos en una balanza en la obra de teatro No amarás.

Este es un tema fuerte y muy humano, admitió el director Tito Dreinhüffer, pero "hice un trabajo profundo con los actores para encontrar sentimientos, pasiones y sensibilidades que surgen en cualquier humano, sin importar el género".

En sus personajes, Axel Arenas y Luis Alberto García "se enfrentan en esta batalla entre el amor y la culpa; se habla del pasado, presente y futuro de los personajes; por ejemplo sobre qué pasa con uno de ellos, luego de que decide dejar el seminario".

La trama comienza con los niños actores Antonio Viña (Miguelito), Santiago Emiliano (Fausto) y Alexander Tavizón, otro de los amigos. Estos tres pequeños "integran la palomilla desde su infancia, crecen juntos, se ayudan, se protegen y, finalmente, dos de ellos, se interesan por el sacerdocio".

En tres etapas, se desarrolla la historia en la cual se describe "un doloroso destino, cuyo resultado final será una sorpresa para los protagonistas; además, nos lleva por los vericuetos del ser humano de manera clara; entre laberintos que nos enfrentarán a nuestra propia realidad", puntualizó Dreinhüffer.

Para aminorar el impacto de la temática, el director quiso escenas sutiles y elegantes, aptas para todo público, porque al mismo tiempo, me interesa que forme su criterio al respecto.

Por ejemplo, prosiguió, “el personaje del rector, que encarna Patricio Castillo, en algún momento dice: ‘Yo he cargado esta culpa 20 años, pero mi iglesia lleva 2 mil años cargando la suya’, lo cual nos habla de este golpe terrible de enfrentarse a una realidad y manejarla como desde hace siglos”.

Otro elemento al que recurrió el director fue a “el video mapping, el cual nos permite fluir a lo largo de los sueños, pesadillas o de los momentos inciertos; a través de él se devela lo que tienen los personajes en su interior o hasta dónde son capaces de llegar ”.

En realidad, subrayó Tito Dreinhüffer, "me importó desarrollar lo que significa el amor puro, que no tiene nada que ver con cuestiones que llevan a un pensamiento morboso o excesivo, pero sí presentar un tema fundamental dentro de un espacio que ha sido restrictivo a lo largo de los siglos. Nacemos a este mundo con culpas; el pecado original se trae desde la concepción".

La disyuntiva eterna –sintetizó– entre el ser y del deber ser enfrentará a los jóvenes seminaristas, quienes tomarán una decisión que afectará sus vidas para siempre.

No amarás, original de Ricardo Traviezo, se presenta en el teatro Centenario Coyoacán, avenida Centenario 159, colonia del Carmen, Coyoacán, con funciones viernes 20:30, sábados 18 y 20 horas y domingos 18 horas.