Mérida vibra con 'Resonancias', su primer festival de jazz

Buscan profesionalizar el género en Yucatán

Juan Manuel Contreras
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 25 de noviembre, 2019

El fin de semana, Mérida, Progreso, Izamal y Valladolid se inundaron de jazz. De la mano de artistas de la talla de David Pastor, Héctor Infanzón y Paté de Fuá, el primer festival dedicado a ese género reunió a miles de entusiastas. La jornada cerró el domingo con la denominada Ruta de Jazz, en el centro histórico de la capital yucateca.

Desde las 10 horas, sitios como el hotel Rosas y Xocolate, el teatro Peón Contreras y la cantina el Dzalbay, vibraron con los acordes jazzísticos durante el primer evento que reunió a más de doce exponentes del género. Resonancias despertó el interés de yucatecos y detonó el turismo. Recordó que estas iniciativas son muy bien recibidas en el estado.

El domingo inició con el Trío Jazz Sensitive por la mañana en Rosas & Xocolate Boutique Hotel, donde sorprendieron con diversos ritmos latinos a comensales y a las personas que caminaban por el emblemático Paseo de Montejo. El manicero, Mambo influenciado, Moliendo café y El guararey de Pastora, entre otros, fueron algunos temas que presentaron al público.

Pasan las cinco de la tarde y la concurrencia del Dzalbay está ansiosa por escuchar a Héctor Infanzón; y cuando el músico se apersonó en el escenario, los aplausos no se hicieron esperar. A lo largo de hora y media, Infanzón y su piano deleitaron a los asistentes, que gustosos bebieron cerveza; o mezcal, mientras el jazzista hacía lo suyo tras los teclados.

La víspera, Ofrenda, Saltimabqui y Juglar, fueron algunos de los éxitos con los que el músico deleitó a la concurrencia de la céntrica cantina.

"Es enorme", dijo una mujer regiomontana, con la que compartíamos la mesa. La curiosidad por Resonancias es tal, que la céntrica cantina no se da abasto, y a veces es necesario que los comensales se sienten con otras personas que también están en busca de música; y que al poco rato -en ocasiones- se convierten en efímeras amistades.

La gente vibra y se mueve al son de Infanzón, el concertista sin duda los tiene comiendo de su mano con su virtuosidad al piano. La escalera que lleva al segundo piso del inmueble está abarrotada de fanáticos que no pierden un segundo del recital; y cada momento lo registran en sus celulares, para la posteridad.

Creador inagotable, Héctor Infanzón es un intérprete y compositor reconocido como uno de los más completos pianistas de México. Su sólida formación clásica y su vasta experiencia en diversos géneros musicales, le permite fusionar en su música la tradición con los lenguajes contemporáneos para proyectarla a la vanguardia.

No cabe duda que Resonancias tuvo un rotundo éxito y, como dijo Érica Millet, la secretaria de Cultura, "es justo que Yucatán tenga su festival de jazz", tal como lo hacen los vecinos peninsulares. Acorde a la funcionaria, lo que se busca es la profesionalización del género en el estado con estas iniciativas musicales.