Nos prepararemos y trabajaremos fuerte para ser mejores en 2020, afirma Gerónimo Gil

Feliz con desempeño de Aguilar, clave con los Yaquis; “encantado” de volver a Yucatán

Antonio Bargas Cicero
Foto: LMB
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 10 de diciembre, 2019

Gerónimo Gil, como couch de banca de los Naranjeros de Hermosillo, ve de cerca este invierno a varios de sus pupilos con los Leones y lo que observa de José Juan Aguilar, José Samayoa, Art Charles, Andrés Ávila, entre otros, lo tiene muy satisfecho.

“Lo de Aguilar me da gusto. Está demostrando que está listo y que puede estar entre los nueve (titulares)”, señaló el timonel de las fieras, que fue confirmado como el mánager en la cueva para 2020 la semana pasada.

J.J., uno de los peloteros más consistentes y queridos de los melenudos, casi no vio acción en la carrera al subcampeonato de Yucatán, pero en la temporada de la Liga Mexicana del Pacífico fue uno de los peloteros más importantes de los súper líderes Yaquis de Ciudad Obregón desde el principio de temporada, ocupando diferentes puestos en el orden al bate, incluyendo el primero, bateando arriba de .300, luciendo a la defensa y siendo una máquina de anotar carreras. El michoacano es quinto en anotadas en el circuito con 32.

Aguilar, Charles, entre los líderes de jonrones (9) y carreras impulsadas (27) y Samayoa serían parte de la base con la que Gil tratará de llevar a Yucatán a dar el paso que faltó este año para la quinta estrella. “A Samayoa lo veo igual, principalmente con un enfoque que lo ayuda mucho”, comentó el ex receptor de Grandes Ligas.

En una entrevista exclusiva con La Jornada Maya tras su ratificación, Gil, quien se alista para iniciar su primera campaña como piloto en la Liga Mexicana, habló también de la emocionante final contra los Acereros, lo que significa para él volver a Yucatán y los planes para mejorar a los rugidores.

“Estoy encantando con el equipo, que luchó con todo (en la segunda vuelta y los playoffs)”, manifestó. “No nos faltó nada (ante los Acereros), fueron buenos jugos y tremenda final”.

“Fue de mucha experiencia estar en la Serie del Rey y disputar un título”, agregó. “Aprendí, como lo hago todos los días, en el beisbol aprendes cada día”.

El oaxaqueño, que en mancuerna con Vinicio Castilla tiene a los Naranjeros (28-19) como el tercer mejor equipo de la LMP, a tres juegos y medio de los Yaquis, dejó en claro que su principal compromiso es “trabajar fuerte” para tener la mejor versión posible de los Leones cuando se cante el pléibol. “Todo mánager busca llegar a la final. Lo principal es tener la mente positiva y prepararnos a tope”, expresó.

Sobre las declaraciones del jardinero Jonathan Jones de que “es el mánager perfecto para llevarnos a un campeonato”, Gil apuntó que lo primordial es la comunicación, “establecer bien lo que queremos y fomentar un buen ambiente para que los peloteros se puedan dedicar a lo suyo al cien por ciento”.

El piloto selvático no entró en detalles sobre la conformación del cuerpo técnico -”no hemos decidido nada”- ni habló mucho sobre nuevas adquisiciones como las del torpedero Marco Jaime, primer bate y bujía de Guasave, y el lanzador Rafael Ordaz y se limitó a decir que son “bienvenidos todos los que vengan a apuntalar al equipo”.

Insistió en que lo hace feliz regresar a la cueva, donde “trabajaremos fuerte” para completar la misión de la quinta estrella. “Me encanta Yucatán”, mencionó. “La gente está entregada al beisbol. Aprovecho para saludar a la afición yucateca. Le digo que nos espere, ya que tendrá de nuevo un equipo muy bien conformado”.