Nostalgia por los ausentes y metas no cumplidas generan 'depresión blanca'

Alto consumo de alcohol propicia a que los casos sean más severos: Salud Mental de la SSY

Abraham Bote
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 16 de septiembre, 2019

En fechas de fin de año, muchas personas suelen hacer un balance de sus metas y objetivos alcanzados, y al no ver cumplidos algunos, se ven frustrados o caen en desesperanza. Al mismo tiempo, en esta época la nostalgia pega más fuerte: extrañar a los ausentes o momentos del pasado también ocasionan cuadros de depresión, la cual es conocida como depresión blanca, asegura Arsenio Rosado Franco, subdirector de Salud Mental de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY).

Aunado a esto, agregó el especialista, el alto consumo de alcohol propicia a que los casos sean más severos y se pueda llegar a cometer suicidio, aunque estadísticamente en estas fechas no suelen dispararse los casos; recalcó que los sectores más vulnerables en esta temporada suelen ser frecuentes en los adultos mayores, divorciados, viudos, pero pueda afectar en general a toda la población.

De acuerdo con el funcionario, en los países del norte donde hay cambios en las ondas de luz por el invierno -como en Finlandia, Rusia o Japón- se genera un tipo de depresión o trastorno afectivo estacional, esto se da al ocultarse el sol y no haber luz por muchas horas, lo que ocasiona cambios en la estructura cerebral, y la dopamina, adrenalina y serotonina disminuyen generando un cuadro afectivo.

En el caso de Yucatán, donde no hay este tipo de cambios en la luz no se tiene este tipo de depresión, detalló Rosado Franco, sin embargo, hay presencia de trastornos adaptativos, es decir, que durante la época navideña, hacemos un análisis de lo que no hemos logrado en el año y eso ocasiona frustración.

Por su parte, Doris Soberanis, docente en la Universidad del Valle de México (UVM), indicó que las fiestas decembrinas son consideradas época de alegría, luz y celebración, no obstante, para algunos esto provoca nostalgia, tristeza e incluso enfado, dejando entrever su vulnerabilidad. Estos síntomas de la depresión decembrina que pueden no ser tan evidentes para los demás, son parte de lo que los sicólogos han nombrado depresión blanca o trastorno afectivo de invierno, la cual se caracteriza por la pérdida de interés por las fiestas de fin de año, o bien, podría expresarse también en actitudes efusivas o maníacas. "Es un malestar inconsciente y temporal, algunos de los síntomas que se pueden observar son conductas efusivas o maníacas, es decir, adornar con anticipación, realizar compras compulsivas y desbordadas, visitar y salir a comer con todos los amigos, gastar, etcétera", comentó.

Consumismo

Por otro lado, el subdirector de Salud Mental, y la académica coincidieron en que actualmente se vive en una sociedad materialista y consumista, plagada de publicidad y mercadotecnia que nos incitan a comprar ciertos productos que nos ofrecerán una felicidad y al no obtenerse una recae en depresión. "Vivimos para otros, no para nosotros, no valgo por lo que soy sino por lo que tengo", expresó Arsenio.

Soberanis explicó que la mercadotecnia han vendido una idea utópica de "felicidad, abrazos, alegría, unión familiar, reunión con los amigos y regalos", que se acentúa en esta época del año, y que lleva a las personas a cuestionarnos qué tan felices somos. Las respuestas a esas preguntas suelen ser abrumadoras y no coherentes con la idea de felicidad y unión familiar que proyectan los medios de comunicación, añadió.

Algunas sugerencias para evitar que las personas caigan en depresión en estas fechas son:

Platicar con alguien empático si uno se siente mal, pero si el problema es mayor, acudir con un profesional de la salud mental; combatir el estigma y buscar ayuda; realizar actividades lúdicas o recreativas, como leer, hacer ejercicio, escuchar música, bailar; mantener una vida social activa y de calidad; evitar el consumo de sustancias como drogas y alcohol; proponerse metas alcanzables y reales de acuerdo con las capacidades y recursos individuales.