Apoyada en Cervantes y Cazaña, UADY se pone a un paso de la final

Triunfan 9-7 sobre Azulejos de la Dolores Otero

La Jornada Maya
Foto: Cortesía

Mérida, Yucatán
Domingo 5 de enero, 2010

Los Jaguares de la UADY aprovecharon sus oportunidades en la tercera y cuarta entradas, con sendos ataques de cuatro carreras, y se enfilaron a un ajustado triunfo de 9-7 sobre los Azulejos de la Dolores Otero, y dieron el primer zarpazo con el que tomaron la delantera en las semifinales de la Liga Meridana de Invierno de Béisbol, en un intenso partido que se desarrolló en el campo de Cordemex.

El equipo felino se apoyó en su artillería de grueso calibre con Refugio Cervantes como líder de la ofensiva con dos bombazos y tres carreras remolcadas, en tanto que su compañero Amaury Cazaña no se quedó atrás y contribuyó a la causa universitaria con cuatro producidas.

La mitad del último tercio vivió sus mejores momentos, con unos Azulejos que se negaban a morir y acortaron la distancia en la octava entrada con jonrón solitario de Reinier Aguilar, quien abrió la tanda de bateadores con el bombazo que despidió del juego al abridor y ganador Noel Ortiz, quien aguantó metralla en siete entradas y se llevó merecidamente la victoria.

Completó su labor con 7 carreras, 8 hits, 4 bases por bolas, con 9 ponches, siendo Alberto Díaz y Jairo Martínez sus mejores clientes con tres cada uno. Oswaldo Martínez lo relevó y se acreditó el salvamento. Por los Azulejos dieron la cara Lázaro Leal, de 3-2, con par de jonrones y tres producidas y Luis Medina, de 4-3 con 3 remolques y al que le faltó el jonrón para batear el “ciclo”.

Los cañones de ambos equipos comenzaron a tronar desde muy temprano. Apenas se jugaba la parte superior de la segunda tanda cuando los Azulejos de la Dolores Otero madrugaron el pitcheo del zurdo cubano Noel Ortiz.

Con dos fuera, el también antillano, Lázaro Leal, descargó descomunal trancazo que terminó en los patios aledaños de las casas ubicadas por el jardín izquierdo. De forma explosiva, el equipo emplumado levantó el vuelo.

Sin embargo, la ventaja resultó efímera porque en su turno de ese mismo episodio, en su parte de abajo, los Jaguares dieron el primer zarpazo. Utilizaron la misma dosis de dinamita para emparejar el marcador a una carrera. Con uno fuera, Refugio Cervantes conectó brutal trancazo que terminó también en uno de los patios de las casas ubicadas en el jardín derecho.

En la tercera entrada, la artillería de grueso calibre de los Jaguares volvió a aparecer y comenzó la desplumada del equipo visitante, que con feroz ataque de 4 carreras, tomaron la delantera por primera vez en el juego.

El zurdo Oscar Rivera, no sintió lo duro sino lo tupido al ser castigado con tres hits, entre ellos el segundo jonrón de dos carreras de Refugio Cervantes. El descontrol del lanzador sonorense hizo que cavara su propia tumba ya que con dos tercios fuera, obsequió la base a Pedro León y golpeó a Keven Lamas.

El escenario quedó ideal para Amaury Cazaña, quien con cañonazo de dos esquinas por el jardín central, remolcó dos carreras con las que el equipo universitario quebró el empate a una carrera.

De nueva cuenta, el cañón de Refugio Cervantes volvió a explotar, ahora con Cazaña en los senderos y con otro bombazo, coronó la ofensiva, dejando el marcador hasta ese momento 5-1. El imparable de Abel Martínez, fue el último que admitió Oscar Rivera, quien fue sustituido por el motuleño Carlos Pech, quien tampoco tuvo mucha fortuna en su relevo.

Los Azulejos reaccionaron hasta la parte superior del cuarto episodio al anotar dos carreras con las que redujeron la ventaja del equipo local. Con uno fuera, Armando Manzanilla negoció la base por bolas y Lázaro Leal, con su segundo bombazo de la tarde, acercó a los alados 5-3.

La respuesta de los Jaguares llegó de inmediato y con otro racimo de cuatro carreras en el fondo del cuarto rollo, pusieron tierra de por medio. En el desfile de 10 bateadores, los emplumados combinaron en el ataque 5 hits, uno de ellos, el de Amaury Cazaña produjo dos carreras y los sencillos de Pedro León y Abel Martínez, remolcaron sendas anotaciones.

La serpentina de Ortiz traía volando bajo a los Azulejos. Sin embargo el equipo de la Dolores Otero siguió luchando y con tres carreras en el sexto episodio, se metieron en la pelea.

Un error, un hit y una base bolas dejó el “nido” repleto de aves y el triple de Luis Medina limpió los senderos para colocar el marcador 9-6.
Ya en la octava, Reinier Aguilar dio jonrón y dejó la pizarra definitiva.
Los Jaguares buscarán dar el segundo zarpazo en el “Nido” de la Dolores Otero para llegar a la final en su debut en el circuito invernal, mientras que los Azulejos están obligados a ganar para obligar a jugar un tercer y decisivo juego.