El espíritu cíngaro se apropia del Paseo de Montejo con 'Fanfarrias al Aire'

El primero de cuatro recitales que la compañía Ilaii en Mérida

Juan Manuel Contreras
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 9 de enero, 2020

El “remate” de Paseo de Montejo y sus alrededores se tiñeron de los colores gitanos durante la presentación de Fanfarrias al Aire. Comensales de establecimientos circundantes; transeúntes; y sobre todo los más de 3 mil asistentes a la velada, contemplaron atónitos a 15 músicos -con sus respectivos instrumentos- suspendidos a 10 metros sobre el nivel del suelo. Sin duda, una escena poco usual en la capital yucateca. 

Hasta hace poco, una enorme grúa hidráulica en medio de la plazoleta del “remate” de Montejo rompía con la estampa cotidiana y llamaba la atención de quienes transitaban por la zona. Esta noche cumplió su función, cuando los artistas ascendieron a los cielos emeritenses para el disfrute de quienes acudieron al llamado del arte cíngaro.

Fue el primero de cuatro recitales que la compañía Ilaii ofrecerá en el marco del festival que conmemora el aniversario 478 de Mérida. La aceptación del público se hizo evidente, pues abarrotaron la explanada del “remate” en busca del ángulo idóneo para presenciar desde la tierra las proezas de los virtuosos, que en su mayoría son de origen mexicano.

Luego del show circense que antecedió el acto, al filo de las 20:30 la grúa se activó, elevando a los instrumentistas entre los aplausos de la concurrencia. Una constelación de pantallas azuladas era lo único que se vislumbraba mientras, cual marionetas prendiendo de hilos, los músicos tomaron sus posiciones y empuñaron sus instrumentos, formando una especie de telaraña de luces y sonidos que se entretejieron.

Al nivel del suelo también hubo acción. La laureada dramaturga argentina Silvia Káter dirigió a un séquito de nueve bailarinas que, ataviadas con la vestimenta tradicional, engalanaron la noche con sus pasos al son de la música gitana. “Noche de fanfarrias, ¡noche de fiesta!; tu intuición es tu mapa”, clamó Káter en aras de la desinhibición que las melodías cíngaras suelen acarrear entre las multitudes.

El responsable de Fanfarrias al Aire es Lóránt Vörös, húngaro avecinado en Mérida desde hace 13 años. Antes de la puesta en escena, el director comentó a La Jornada Maya que el mayor reto del proyecto consistió en habituar a los músicos a tocar “de memoria”, pues al tratarse de intérpretes de corte clásico, están habituados a las partituras. A decir verdad, todos parecieron disfrutar el despliegue artístico, en especial los instrumentistas. 

Sostener un saxofón; una tuba; percusiones; o un trombón a 10 metros sobre el suelo, y apegarse al compás, es una tarea titánica. Durante media hora, los integrantes de la compañía Ilaii lo lograron, le cumplieron a su público; y prometen otras tres funciones. La del viernes es a las 20 horas; y las del sábado y domingo a las 19 horas.