Beltrán, otro cesado por el escándalo de robo de señales

Ningún jugador fue sancionado

Ap
Foto: LMB
La Jornada Maya

Ciudad de México
Viernes 17 de enero, 2020

El ciclo de Carlos Beltrán como mánager de los Mets de Nueva York llegó a su fin sin siquiera haber dirigido un solo partido, otro efecto del escándalo de robo de señas de los Astros de Houston que ha sacudido al beisbol de las Grandes Ligas.

Los Mets anunciaron la decisión ayer en un comunicado de prensa, indicando que el puertorriqueño de 42 años y el equipo “acordaron mutuamente romper relaciones”. El cese ocurre dos días después que los Medias Rojas de Boston despidieran al timonel Alex Cora, otro boricua que se desempeñó como couch de banca de Houston en 2017, cuando Beltrán jugaba por los Astros. Un día antes, el mánager AJ Hinch y el gerente general Jeff Luhnow fueron despedidos por Houston tras haber sido suspendidos por el comisionado Rob Manfred para toda la campaña de 2020 debido a su participación en la estratagema.

El siguiente en caer fue Beltrán, el único bateador de los Astros que fue mencionado por nombre el lunes cuando Grandes Ligas anunció los hallazgos de su investigación. Ningún jugador fue sancionado, pero el informe de nueve páginas detalló que Beltrán formó parte del grupo involucrado en el uso ilícito de dispositivos electrónicos para detectar las señales de los rivales durante la marcha de Houston al título de la Serie Mundial de 2017. “Hablamos con Carlos y acordamos mutuamente romper relaciones. Esta no fue una decisión fácil”, dijeron el gerente general de los Mets Brodie Van Wagenen y el director ejecutivo Jeff Wilpon en un comunicado. “Considerando las circunstancias, resultó claro para todas las partes que no era beneficioso para todos que Carlos siguiera como mánager. Estamos confiados que este no será el último capítulo de su carrera en el beisbol. Seguimos entusiastas del talento en este equipo y estamos comprometidos a alcanzar nuestros objetivos”.

Aunque Cora quedó desvinculado como mánager, los Medias Rojas siguen bajo investigación por robos de señales durante su primera temporada como piloto en 2018, cuando Boston ganó la Serie Mundial.