Confirma Francia primera muerte por COVID-19 en Europa

El balance de decesos por el nuevo coronavirus ascendió a más de mil 600

Afp, Sputnik y Europa Press
Foto: Ap
La Jornada Maya

Pekín, China
Domingo 16 de febrero, 2020

El Covid-19 dejó ayer un muerto en Francia, el primero fuera de Asia, mientras el balance de decesos por la epidemia del nuevo coronavirus ascendió a más de mil 600 y el de contagiadas a más 68 mil personas.

La ministra francesa de Salud, Agnès Buzyn, anunció ayer el fallecimiento el viernes por la noche de un turista chino de 80 años, infectado por el virus y hospitalizado en Francia desde finales de enero.

La muerte de este hombre es "la primera fuera de Asia, la primera en Europa", subrayó la ministra. Hasta ahora se habían registrado solo tres decesos fuera de China continental: en Filipinas, Hong Kong y Japón.

China continental registró hasta ayer mil 665 decesos por el Covid-19, más de 68 mil 500 personas contagiadas y 9 mil 419 que fueron dados de alta, informó hoy la Comisión Nacional de Salud de ese país.

El gobierno chino decidió adoptar el jueves pasado nuevos criterios para el conteo de personas contaminadas, lo que disparó en varios miles el número de contagiados aunque ayer se registró un descenso en los nuevos casos.

Un tribunal chino advirtió que ocultar a propósito síntomas de la enfermedad constituye un "delito criminal", lo que podría ser castigado incluso con la pena de muerte, indicó un dictamen publicado ayer por el diario oficial Pekín Daily. La corte también estableció que se considera un delito ocultar el historial de desplazamientos.

La Comisión Nacional de Salud de China impuso ayer nuevas restricciones de desplazamiento por carretera, ferrocarril y avión contra personas aquejadas de tos, fiebre o cualquier otra enfermedad.

Las autoridades de Pekín exigieron a quienes volvían a la capital tras sus vacaciones que se pusieran un aislamiento de 14 días, para frenar la expansión de la enfermedad, so pena de sanciones, indicaron los medios oficiales.

En la expansión de la epidemia, que emergió en la provincia central de Hubei, contribuyó el hecho de que millones de personas se desplazaron a fines de enero por las vacaciones del Año Nuevo lunar. Hubei, con sus casi 56 millones de habitantes, está en una gigantesca cuarentena desde hace casi un mes.

Cerca de 283 millones de viajes se han realizado en el interior de China entre el 25 de enero y el viernes, señaló el viceministro de Transportes, Liu Xiaoming.

Al menos una veintena de personas fueron detenidas en el barrio hongkonés de Tin Shui Wai en el marco de las protestas contra el gobierno por la gestión del brote viral. Una estación de tranvía y una clínica fueron atacadas por manifestantes.

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, insistió en que el coronavirus debe generar "solidaridad y no estigma", además afirmó que los países están mejor preparados ante el virus que hace una semana.

"La comunidad científica global se ha unido para identificar y acelerar los trabajos más urgentes para el diagnóstico, el tratamiento y las vacunas" contra el Covid-19, destacó Tedros durante su intervención en la Conferencia de Seguridad de Múnich.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi. aseguró, de acuerdo a la agencia oficial Xinhua, que la epidemia ha sido "efectivamente controlada", durante una reunión en Múnich con su homólogo del Vaticano, Paul Gallagher.

Contagios en 30 países

La epidemia ha seguido extendiéndose a una treintena de países, con unos 600 casos confirmados. Egipto anunció el viernes que registró en su territorio el primer contagiado en el continente africano.

El principal foco de infección fuera de China es el crucero de lujo Diamond Princess, que sigue en cuarentena en el puerto japonés de Yokohama, con 355 contagiados. Estados Unidos comunicó que desalojará a sus ciudadanos a bordo de la nave.

En Reino Unido, ocho de las nueve personas hospitalizadas por haber contraído la enfermedad fueron dadas de alta del hospital tras haber dado negativo en los análisis, anunció el servicio público de salud británico.