Paola Longoria lamenta no poder ratificar hegemonía en la cancha

La salud y la familia son la prioridad en este momento para la estrella del raquetbol

Rosalía A. Villanueva y Ap
Foto: Agencias
La Jornada Maya

Ciudad de México
Jueves 2 de abril, 2020

A Paola Longoria le habría gustado terminar la temporada en la cancha como número uno mundial, la undécima en el palmarés para la mexicana que debió poner el freno de mano por el Covid-19 y virtualmente cerrar el Tour Femenil Profesional de Raquetbol con un torneo cancelado y otro más que está pendiente en junio en Estados Unidos, el país más afectado por la pandemia del coronavirus.

Resguardada en su casa de Monterrey, Longoria López tiene sentimientos encontrados con una campaña en la que superó los 100 títulos y le alcanzó para ganar otros cinco más con el que regresó del Abierto de Boston, justamente cuando se comenzó a expandir el virus y poco antes de que el vecino país del norte cerrara sus fronteras.

“No gané como me hubiera gustado en mi temporada 11, hacerlo en la cancha. Pasaron estas circunstancias y aun así me siento feliz, bendito Dios, en mi carrera deportiva.

“Hubo una lesión que no implicó cirugía y estaba en terapia, pero con lo del coronavirus no he podido seguirla. Tengo una hiperactividad que ni en casa puedo controlarla por agarrar la raqueta. No es lo mismo. Ha sido un cambio en mi estilo de vida y creo que así estamos todos los deportistas”, expresó la estrella del deporte mexicano.

“En mi caso, subir y bajar en los aeropuertos, ir de un torneo a otro (la mayoría en Estados Unidos), ofrecer conferencias, atender entrevistas y el cargo como integrante de la comisión de atletas en Panam Sports, todo paró“, detalla la raquetbolista.

La salud y la familia son prioridad en estos momentos para Paola y el confinamiento le ha servido para darle mayor valor a lo que, por sus múltiples compromisos, a veces no le daba tiempo para disfrutarlo y estará con los suyos en San Luis Potosí en los próximos días.

Además de lo que pudiera pasar en la gira del Tour con el torneo de Kansas, en junio que termina la temporada para empezar de nuevo en agosto, el Mundial de Raquetbol en su tierra potosina está en veremos para su realización en la segunda semana de julio y principios del siguiente mes.

“No sabemos qué va a pasar, no teníamos una sede desde hace 15 años; a lo mejor se recorre la fecha”, dijo Paola, quien será portadora de la antorcha olímpica en Okinawa, Japón, el próximo año.

La multimedallista panamericana hace un llamado a todos a seguir la emergencia sanitaria por la pandemia, quedarse en casa y hacer conciencia de nuestra salud.

Por otro lado, en solidaridad con los empleados de los Pumas ante la crisis por la pandemia de coronavirus, el técnico español Míchel González señaló ayer que aceptó reducir su salario en un 80 por ciento. El equipo universitario, al igual que otros de la Liga Mx, anunció medidas de ajustes salariales que serían proporcionales a los sueldos devengados. Otros conjuntos como Santos, Atlas, León y Pachuca han anunciado ajustes salariales distintos para tratar de sobrellevar estos días en los que el dinero no fluye porque el torneo Clausura está parado desde el pasado 15 de marzo.

Por su parte, Sean Payton, entrenador de los Santos de Nueva Orleans, en la NFL, volvió al trabajo, tras recuperarse del coronavirus.

Concluida su cuarentena, Payton acude a laborar en la espaciosa cervecería Dixie, ubicada en una zona industrial del oriente de dicha ciudad. El local es propiedad de Gayle Benson, dueña de los Santos y Pelicanos de Nueva Orleans. Está cerrado a los clientes, pero Payton tiene acceso para realizar videoconferencias, a veces con una veintena de personas, en medio del distanciamiento obligado por la pandemia.