El Festival de Jazz cierra con gran éxito

Las presentaciones de Norah Jones y Bobby McFerrin consolidaron el gran evento

La Jornada Maya

Playa del Carmen, Quintana Roo
Martes 4 de diciembre, 2018

Con gran éxito se realizó la XVI edición del Festival de Jazz de Riviera Maya donde los máximos exponentes internacionales de este género deleitaron a los miles de asistentes que se dieron cita en Playa Mamita’s.

Durante la primera noche, Bebel Gilberto sorprendió al presentar los nuevos ritmos que sonarán en su nueva producción discográfica; por su parte, Lori Williams y Bob Baldwin fusionan sonidos tradicionales con innovadoras expresiones vocales. Kike Pat, originario de Quintana Roo dedicó un tema a Fernando Toussaint con su nueva propuesta donde destaca las raíces mayas de la sede de este importante evento.

Cristina Morrison, Paco Rosas y la Banda de Drew Tucker & The New Standard se presentaron en la segunda noche del festival al ritmo de bossa, zamba y funk en uno de los escenarios jazzísticos más representativos y de talla mundial, el gran atractivo de esa noche Norah Jones, ganadora de 9 Grammys, deleitó a los asistentes con un sublime estilo único y se rompió el récord de asistencia estimado en más de 20 mil personas.

Pepe Hernández hizo bailar a los asistentes al ritmo de jazz latino quienes además disfrutaron de la destreza y versatilidad de la mundialmente reconocida Lalah Hathaway. El broche de oro lo puso el señor Bobby McFerrin con su espectacular participación que consolida y refuerza la importancia del Festival de Jazz de la Riviera Maya, evento totalmente gratuito que desde hace 16 años reúne los mejores talentos a nivel mundial, a turistas nacionales e internacionales y una amplia cobertura con los medios de comunicación de México, Estados Unidos y Canadá.

Darío Flota Ocampo, el Director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo y organizador de este Festival, destacó la gran actitud y participación del público que pese a haber establecido un nuevo récord de asistencia llegó a la sede, disfrutó de los conciertos y se retiró en total orden sin que se registrara ningún incidente.