Margarito Molina, nuevo delegado del INAH en QRoo

Velázquez Morlet fue quien confirmó la noticia el día de hoy ante los medios

Texto y foto: Joana Maldonado
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Martes 15 de enero, 2019

Al medio día de este martes, fue presentado en las oficinas del centro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el nuevo director general en sustitución de Adriana Velázquez Morlet quien tras 21 años en Quintana Roo fue transferida a Campeche. Se trata del antropólogo Margarito Molina Rendón cuyo principal reto es lograr la apertura de zonas arqueológicas en el sur del estado.

La directora técnica del INAH a nivel central, Aida Castilleja González hizo el nombramiento del nuevo funcionario ante trabajadores del centro INAH y con la presencia de la ex directora Velázquez Morlet quien salió corriendo del lugar de la reunión evitando a los representantes de los medios de comunicación.

En entrevista con medios de comunicación dos horas después de una primer reunión en las oficinas del centro INAH en Chetumal, Castilleja González dijo que el cambio se da en condiciones favorables y que el centro INAH en el estado se encuentra organizado y consolidado.

Aida Castilleja, acompañada de Molina Rendón informó que los principales retos serán mantener al INAH como la institución más fuerte en términos de la conservación, investigación y difusión del patrimonio cultural y arqueológico de México.

La funcionaria afirmó que recibe un centro INAH sólido y “bien conducido por Adriana” quien recordó, se va para colaborar en las oficinas en el estado de Campeche. “Deja un centro INAH en marcha, bien organizado, valoramos mucho su participación y deja un lugar en marcha, consolidado y organizado y eso sin duda le genera buenas condiciones a Margarito Molina para iniciar su gestión”, indicó.

Al preguntarle en relación a las zonas arqueológicas que no han podido ser abiertas al público como el caso de Ichkabal, la secretaria técnica del INAH afirmó que una de las tareas centrales es la conservación y protección del patrimonio cultural y es lo prioritario.

“Claro que cuando nos encontramos con las maravillas arqueológicas pensamos que todo eso tiene que ser abierto al público y no, muchos sitios no es posible que sean abiertos porque requieren fundamentalmente investigación, no puede ser de que encuentras algún elemento y en automático se genere una zona arqueológica, esto es el resultado de un proceso de investigación, de una propuesta y la posibilidad de tener un buen mantenimiento”, expresó.

En caso contrario dijo, lo que ocurre es que se aperturan zonas arqueológicas y luego no hay manera de mantenerlas custodiadas, y enfatizó en que estas áreas requieren de una operación que debe atenderse, “lo central es la protección”, acotó. Añadió que en el caso de Ichkabal, si bien es un sitio importante, necesita más trabajo de investigación y después todo lo que implica la conservación, así como la certeza jurídica de la zona, ya que la mayor parte de los problemas a sortear es la tenencia de la tierra.

El nombramiento de Molina Rendón

La directora técnica Aida Castilleja abundó en que el nombramiento del nuevo director del centro INAH en el estado fue con base a la valoración de trayectorias y se consideró que el antropólogo cubría el perfil para cumplir los retos del Instituto.

“Margarito es una gente que tiene trayectoria en la administración pública estatal y federal con áreas de competencia que tiene experiencia en la gestión, trato con las sociedad local y lo que le tocará es conocer a fondo a quienes forman parte del centro INAH con personal muy importante”, precisó. También precisó que la salida de Adriana Velázquez obedece al cambio de administración federal.