Con muerte de abejas, se violaron DH de indígenas en José María Morelos

La CNDH emitió una recomendación a los titulares de Semarnat, Sader, Cofepris y Senasica

Carlos Águila Arreola
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Cancún, Quintana Roo
Miércoles 16 de enero, 2019

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación que “reconoce la violación a los derechos humanos a la alimentación, el agua salubre, a un medio ambiente sano y a la salud” en el caso de los cinco ejidos del municipio de José María Morelos donde murieron millones de abejas en agosto pasado.

La muerte de más de 16 millones de abejas tras la fumigación de un cultivo de chile habanero dañó la economía de decenas de familias indígenas e impactó a los polinizadores, por lo que la CNDH emitió la recomendación 092/2018 el 26 de diciembre pasado, que fue difundida hace unos días.

El Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS) y la cooperativa de apicultores “U Lol Che” estiman que la recomendación es el primer paso para frenar el uso de agroquímicos altamente peligrosos que ponen en riesgo los medios de vida de comunidades campesinas e indígenas en los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo. La postura de la CNDH sienta un precedente en materia de derechos humanos a favor de comunidades rurales, ejidales e indígenas de la península y el país.

Ante la mala gestión de plaguicidas altamente peligrosos, el ombudsman recomienda una serie de medidas de reparación para la mitigación del daño ambiental y acciones de satisfacción y no repetición, y acusa responsabilidades de funcionarios públicos que implican violaciones a la Ley de Responsabilidades Administrativas.

El escrito de la CNDH, de 165 páginas, recomendó a Josefa González Blanco, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat); a Manuel Villalobos Arámbula, secretario de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader); a José Alonso Novelo Baeza, comisionado para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris); y a Javier Trujillo Arriaga, director del Servicio Nacional de Sanidad, Ino