Diputados analizan aumentar edad permitida para consumir tabaco y alcohol

Gobierno debe invertir en prevención de adicciones, considera director de CIJ

Texto y foto: Óscar Rodríguez
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Viernes 1 de febrero, 2019

Al participar en una sesión de trabajo con diputados de la Comisión de Salud y Seguridad Social del Congreso local, para enriquecer la Ley de Prevención y Atención Integral de las Adicciones en el Estado de Yucatán, especialistas advirtieron que con la inminente legalización de la marihuana se enfrentan nuevos paradigmas, tales como que en un plazo no mayor de 10 años, el consumo de cannabis cobrará 100 muertes a diario en todo el país.

Desafortunadamente no todos los diputados estaban en la misma sintonía en el tema de las adicciones, pues mientras los especialistas daban propuestas que eran recogidas por el presidente de la Comisión, Manuel Díaz Suárez, el diputado Luis Herlindo Loeza Pacheco, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) les preguntó a los expertos en salud mental en el combate al alcoholismo, drogadicción y ludopatía, sus propuestas para combatir el cáncer, lo que generó desconcierto entre los asistentes.

Pese a ello, la reunión fue enriquecedora, toda vez que el presidente del Colegio de Psiquiatras de Yucatán, Diego Sánchez U., propuso a los legisladores la posibilidad de elevar la edad para permitir el consumo de alcohol y tabaco, pues está demostrado que el consumo de sustancias adictivas toleradas a una edad temprana, influye en que en la edad adulta se pueda ser un adicto.

También propuso incluir a la cafeína como una de las sustancias que cuando se consumen en grandes cantidades se puede llegar al llamado “síndrome de abstinencia”.

Al hacer uso de la palabra, el representante de la Escuela de Carácter, Jorge Hevia Orozco, se pronunció para que en las mesas de trabajo se integren autoridades del Sistema Integral para el Desarrollo de la Familia (DIF), pues podrían incidir de manera directa para generar en los hogares del estado prácticas saludables que eviten cualquier tipo de adicción.

Por su parte, el subdirector de salud mental de la Secretaría de Salud de Yucatán, Salvador González Gutiérrez, destacó la labor de los Centros de Integración Juvenil (CIJ), que tan solo en 2018 tuvieron 181 mil acciones para prevenir y atender el problema de diferentes adiciones.

Reveló que actualmente, niños entre 10 y 12 años comienzan a fumar o tomar bebidas embriagantes, lo cual se da incluso desde el mismo seno familiar, con el pretexto que prefieren que lo hagan en sus hogares que fuera de la supervisión de los padres de familia lo cual es un error fatal, pues está demostrado que entre más joven se consumen sustancias adictivas, es posible que sea un alcohólico verdadero o un tabaquista crónico al ser adulto.

El director del CIJ, Víctor Roa Muñoz, comentó que es necesario que el gobierno invierta mayores recursos para el combate de las adicciones desde el ámbito de la prevención.

Lamentó que muchos jóvenes se mantengan en la drogadicción y el alcoholismo debido a que no cuentan con recursos para poder acudir a la capital yucateca a recibir un tratamiento en la institución que representa.

Finalmente, el diputado del Partido Nueva Alianza (Panal), Luis María Aguilar Castillo, dijo que es necesario que en la nueva ley se destaquen las estrategias a seguir para atender el problema de la ludopatía, toda vez que los casinos son tomados como guarderías para adultos mayores que son abandonados por sus familiares por más de 12 horas.