Sindicalistas demandan en pliego petitorio aumento de 15 por ciento del salario

Más de mil 500 empleados piden incremento de apoyo a vivienda , canasta básica y transporte

Joana Maldonado
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Lunes 22 de abril, 2019

Entre otras prestaciones, los trabajadores sindicalizados del gobierno del estado solicitaron un 15 por ciento de incremento al salario base. A cambio, la Oficialía Mayor ha presentado una contrapropuesta: nivelar los salarios de quienes ganan menos.

El pasado mes de febrero la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (Fstsge), hizo público el pliego petitorio 2019 que entregó al gobierno estatal en donde solicita un incremento de hasta el 15 por ciento al sueldo base de los más de mil 500 empleados sindicalizados.

Además piden incrementar el concepto de apoyo de la vivienda que actualmente es de 800 pesos a mil 200 pesos; así también el quinquenio de 220 pesos mensuales a 625 pesos. También han propuesto aumentar el monto de la canasta básica de 500 a mil pesos, ayuda de transporte de 825 pesos a mil 200 de manera mensual, y sumar un concepto de vida cara para los municipios de la zona sur.

El oficial mayor, Manuel Alamilla aseguró que el año pasado se lograron incrementar diversas prestaciones e incluso por primera vez se sumaron los beneficios a los trabajadores de confianza similares a las de los sindicalizados.

Este año sin embargo, el gobierno analiza otras opciones además de las que les fueron presentadas. Se trabaja en el tema de la renivelación de plazas.

“Hay un interés para que se revise y se haga justicia a aquellas personas que menos ganan dentro de la administración y poder ayudarles a elevar el nivel lo que les ayuda al final de la carrera administrativa, les ayuda en términos de jubilación, la idea es brindar un impacto positivo en la administración”, señaló Manuel Alamilla.

El servidor público indicó que se negociarán otras propuestas, pero dependiendo de las necesidades presupuestales de la entidad, pero que ésta no superará más del tres por ciento debido a que ley de disciplina financiera a nivel federal impide a los gobiernos incrementos de más de dicho porcentaje.

El nivel más bajo de salario es el “1700”, cuyo monto mensual alcanza los ocho mil pesos, pero al que le restan descuentos por diversos conceptos como préstamos sumado al aumento inflacionario que termina reduciendo el ingreso neto.

“Se trata de un tema de justicia social para ayudar a ese nivel de trabajadores”, precisó Manuel Alamilla.