Laguna de Bacalar, amenazada por uso de agroquímicos, acusa Marco Nava

Una de las principales afectaciones de las actividades agrícolas ha sido en la apicultura

Joana Maldonado
Foto: Gerardo Jaso
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Lunes 27 de mayo

El gobierno federal impulsa principalmente el crecimiento del campo con técnicas que promueven el uso de agroquímicos, no hacia modelos agroforestales que sean más amigables con el entorno, señaló el coordinador de vinculación en la Unión de Organizaciones Civiles de Bacalar, Marco Jericó Nava Martínez, al apuntar que en el municipio, esta actividad afecta el cuerpo lagunar.

“No hay un manejo adecuado ni sostenible de las actividades productivas en Bacalar”, apuntó el activista, quien explicó que en los últimos años se ha culpado a los menonitas, quienes ya suman casi 7 mil hectáreas deforestadas, además de usar monocultivos y agroquímicos nocivos que permean al manto acuífero que está conectado hacia los cuerpos de agua, uno de ellos la Laguna de los siete colores. Lamentó que en esta relación visible no se tomen medidas.

Una de las principales afectaciones de las actividades agrícolas ha sido en la apicultura, pues en lo que va del año, apuntó el activista, se ha reducido en un 50 por ciento la producción de miel porque los productores se han visto afectados por la muerte de abejas por el uso de agroquímicos dado que son insectos polinizadores, pero además, la consecuencia más trágica es en la disminución de la diversidad biológica en el área y por ende toda la cadena de especies.

Sin embargo, los menonitas no son los únicos que han afectado el entorno en este municipio, cuya tasa de deforestación es altísima, ya que se estima de cuatro mil hectáreas anuales para agricultura, en donde los productores reciben créditos y paquetes tecnológicos y no aseguran la sostenibilidad.

Además, dijo, el programa impulsado por el gobierno federal Sembrando vida ha ocasionado que esta deforestación se incremente, pues contrario al fin de este programa, muchos productores se encuentran desmontando selva con tal de declarar zonas deforestadas y participar en este programa. Este hecho está ocurriendo en las comunidades Blanca Flor y Reforma.

Por el sistema cárstico de la península de Yucatán, el riesgo de esta actividad para la laguna es importante.

“El gobierno federal sigue promoviendo la siembra de semillas híbridas de maíz que son de Monsanto, empresa transnacional que tiene contratos millonarios y que contiene 183 químicos que están prohibidos en otros países, urge una reforma en los modelos del manejo productivo del campo”, concluyó.

En 2018 la investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Luisa Falcón, difundió información sobre la presencia de nutrientes en la laguna que estaban provocando el cambio de coloración.

“Cuando empiezas a tener más nutrientes que vienen mucho de los campos de cultivo o hay cada vez más gente y no hay buen drenaje o sistema de saneamiento del agua residual, todo eso es comida para los organismos, y entonces el nitrato, el amonio, el fostato que pueden estar en el agua permiten que algunas algas empiecen a reproducirse de más”, explica la especialista.

Estas algas de color verdoso están modificando la transparencia del agua, motivo por el que ha habido momentos, desde el 2015, en los que la laguna ha comenzado a perder las tonalidades que le caracterizan.

PDU de Bacalar

El gobernador Carlos Joaquín González indicó en entrevista que está en proceso el Programa de Desarrollo Urbano (PDU) del municipio, cuyo diagnóstico oficial debe pasar por un procedimiento que incorpora estudios, la revisión en campo, la revisión de proyecto por autoridades, después pasar a la consulta pública y luego emitirse.

Agregó que en materia de agua potable, Bacalar es uno de los puntos en donde más se proyecta inversión este año precisamente para evitar que la laguna se contamine.