Artesanos de la zona maya hacen frente a productos extranjeros

Proyecto Artesana Lab busca recaudar 300 mil pesos para apoyo de 10 artesanos

La Jornada Maya

Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo
Martes 17 de septiembre, 2019

De acuerdo con la Asociación de Comerciantes de la Riviera Maya A.C. el 60 por ciento de las “artesanías” comercializadas en Quintana Roo son de origen extranjero. Este problema está acabando con la cultura de las artesanías, provocando que algunos artesanos no puedan hacer redituables sus productos y terminen por abandonar sus tradiciones al no estar preparados para abastecer la demanda existente.

El proyecto que busca apoyar a 10 artesanos para mitigar este fenómeno lleva por nombre Artesana Lab y su campaña de fondeo social, también conocido como Crowdfunding, fue iniciada este martes 17 de septiembre por la maestra en arquitectura Trinidad Gómez, joven seleccionada con este proyecto entre los 100 más innovadores a nivel nacional para participar en el programa de POSiBLE 2019 en la Ciudad de México.

“Nosotros, en colaboración con expertos de todo el mundo, queremos capacitar durante un mes a 10 artesanos en diferentes técnicas, en temas como diseño, fabricación digital, propiedad intelectual, administración y finanzas. Todo con la finalidad de que los verdaderos artesanos puedan posicionar sus productos en el mercado actual de nuestro país”, expresó la líder del proyecto.

Para hacer esto realidad, cuentan con 45 días naturales en donde buscarán recaudar los fondos necesarios por medio de donaciones que pueden ser de todo el mundo, el proceso es totalmente en línea e incluso ofrecen “recompensas” dependiendo la cantidad que decidan donar.

“La educación es un derecho y la educación tecnológica también lo es. Entonces ¿Por qué discriminar y no incluir a los artesanos de México?”, cuestionó Trinidad Gómez.

La joven emprendedora añadió que su equipo descarta que las artesanías vayan a desaparecer debido a la tecnología, pero sí está convencido, comentó, que están desapareciendo a causa de la manufactura extranjera, por lo que pide donativos a la sociedad en general para que esta revolución pueda materializarse.