Islas Canarias, seriamente afectadas tras quiebre de Thomas Cook

Piden ayuda al gobierno pues de la agencia de viajes dependía el segundo destino turístico del mundo

Afp
Foto: Ap
La Jornada Maya

Madrid, España
Lunes 23 de septiembre, 2019

La quiebra del operador turístico Thomas Cook representa "un duro golpe" para el turismo en España, segundo destino en el mundo, reconocieron este lunes responsables de este sector en el país ibérico, que pidieron ayuda al gobierno.

El proceso de liquidación de la empresa británica "ha supuesto un duro golpe para el sector turístico canario, pues se trata del segundo turoperador por número de turistas en las islas" españolas, explicó la asociación de empresarios hoteleros de las Canarias FEHT en un comunicado.

Unos 35 mil turistas se vieron afectados en las Islas Canarias tras la quiebra de Thomas Cook, según datos del gobierno autonómico canario citados por la FEHT.

"Se está atendiendo a todos los afectados por esta crisis", añadió la patronal hotelera canaria.

"Para Baleares esta quiebra supone unas 'pérdidas millonarias' que tendrán su efecto en otros sectores muy vinculados con al turismo como son el transporte, la restauración o el comercio", lamentó en un comunicado la federación de pequeñas y medianas empresas baleares, PIMEM

"Thomas Cook siempre ha tenido una gran vinculación con las islas, fue una de las empresas pioneras que trajo el turismo a Baleares", añadió.

CEHAT, la organización patronal del sector hotelero en el conjunto de España, también expresó "su preocupación por la grave situación en la que la entrada en liquidación de Thomas Cook en Reino Unido dejará a los destinos vacacionales españoles y especialmente a Canarias".

La patronal hotelera española pidió al gobierno que adopte nuevas medidas para que apoye este sector, especialmente rebajas de impuestos y cotizaciones sociales.

El ministro español de Industria y Turismo, Reyes Maroto, está previsto que se reúna el martes con representantes del sector hotelero en las regiones más afectadas por la quiebra del operador británico.

Thomas Cook y su filial escandinava debían transportar a 120 mil personas a España durante las dos próximas semanas, indicó el ministerio de Transportes español.

Según la consultoría especializada en el turismo Mabrian, cuya sede se encuentra en Baleares, unos 745 mil billetes de avión para viajar a las Canarias habían sido reservados por Thomas Cook para los próximos doce meses, y 354 mil en el caso de las Baleares.

Con 10.5 millones en el primer semestre de 2019, los turistas británicos fueron los más numerosos entre los visitantes extranjeros a territorio español, seguidos por los alemanes y franceses, según datos oficiales.

La crisis en Palma de Mallorca

Sentados sobre sus valijas o de pie en una larga fila en el aeropuerto de Palma de Mallorca, los clientes de Thomas Cook esperaban este lunes con ansiedad su vuelo de regreso a Gran Bretaña tras la súbita quiebra de la empresa de viajes.

Entre los turistas que intentaban facturar en un vuelo alternativo desde esta isla española a Manchester, Clare Osborne se mostraba preocupada de no llegar a tiempo al funeral de un familiar suyo, el martes en Glasgow.

"Nos han dicho que deberíamos llegar al aeropuerto de Manchester sobre las 21:00 pero todavía quedaría un trayecto de tres horas y media hasta Glasgow", dijo a la AFP esta asistente de contabilidad de 49 años.

"Es muy justo y no sabemos realmente si llegaremos a las 21:00, con lo que estoy muy angustiada", añadió.

Grupos de voluntarios distribuían agua a los pasajeros que esperaban en la lenta fila para facturar en el avión hacia Manchester.

Y repartidos por el vestíbulo de salidas de la terminal, identificables por sus chalecos amarillos decorados con la Union Jack, la bandera británica, funcionarios del gobierno británico ofrecían información a los afectados.

"Han sido de gran ayuda", aseguró John Raid, de 57 años, mientras esperaba junto a su mujer y su nieto.

El lunes por la mañana tenían que volar de vuelta hacia Newcastle, pero fueron reubicados en un vuelo de tarde de la compañía española Iberia hacia Manchester.

Desde allí, les dijeron, un bus los recogerá para llevarlos hacia Newcastle, a unos 145 kilómetros de distancia.

Raid asegura que el personal de Thomas Cook le proporcionó asistencia durante toda la mañana así como transporte gratuito hasta el aeropuerto.

"Es (una) de estas cosas que pasan", afirmó estoicamente en relación a la quiebra de la histórica empresa.