El Sargazo, Super Star internacional

Hasta agosto 2019, en QRoo se recogieron 500 mil toneladas de sargazo

Dalila Aldana Aranda
Foto: Juan Manuel Valdivia
La Jornada Maya

Jueves 7 de noviembre, 2019

Si uno pregunta cuántos países hay en el Caribe, pocos niños o adultos contestarán correctamente. Recuerdo el libro de Geografía de la Primaria y visualizo Cuba, Jamaica, Puerto Rico, República Dominicana y Haití, es decir las grandes islas. En ese mapa el arco de las Antillas menores, quedaba representado por medio círculo de “puntitos”.

Desde hace dos décadas colaboro con varias universidades del Caribe y presidí el Instituto de Pesquerías del Caribe y Golfo de México, lo cual me ha llevado a apropiarme la cultura, la historia y la riqueza culinaria de esta extraordinaria región del Planeta Tierra. Hoy sé, que en el Caribe hay 28 países soberanos.

Todas las definiciones del Caribe implican Región y Cuenca, caracterizada por su insularidad marítima, su clima tropical, su diversidad de espacios y su gran biodiversidad, siendo uno los 10 sitios de la Tierra con mayor diversidad. Su población es mestiza afro-latino-india-americana y multicultural.

La Convención para la Protección y el Desarrollo del Medio Marino de la Región del Gran Caribe, lo define como una zona que abarca el Golfo de México, las secciones del Atlántico que incluyen Bahamas, Guyana y Surinam. Donde sus protocolos son un compromiso legal para proteger y administrar las aguas compartidas, individual o conjuntamente. México lo firmó en el 2000 (Convención de Cartagena, 1983).

En ese arco oriental del Caribe aparece un “puntito” con forma de “mariposa” se trata de la isla Guadeloupe (en creollo Gwadloup y en legua Caraïbe, Karukera). Se localiza a 16°15' de latitud Norte y 61°35' de longitud Oeste. Es una isla del archipiélago de las Antillas o Indias Occidentales compuesta de: Grande-Terre al Este y Basse-Terre, al Oeste, separadas por un brazo del mar "Rivière-Salée".

Es un departamento francés de ultramar y una región europea ultraperiférica, ubicada en el Caribe. Localizada a 6 732 km de París. Guadalupe emergió del océano hace cinco millones de años. El archipiélago estaba completamente cubierto de bosques antes de la llegada de los europeos en el siglo XVI y con su llegada inició un impacto a su biodiversidad.

Guadalupe estuvo habitada por amerindios desde el año tres mil antes de Cristo. Posteriormente emigraron del norte de Venezuela por las Indias Occidentales, los Arawaks, quienes bautizaron a la isla con el nombre de Karukera (Isla de aguas Hermosas) siendo los principales ocupantes de la isla hasta el siglo XVII, poco después de la instalación de los franceses en 1635.

Desde 1993 el archipiélago de Guadalupe está clasificado Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco con un área protegida de 69 mil 707 hectáreas, siendo el Departamento de Ultramar con mayor área protegida. Su población es 403 mil 314 habitantes con un crecimiento de 0.1 por ciento y una densidad poblacional de 250 habitantes por km2 contra 116 en la Francia metropolitana. Además, un tercio de las tierras del archipiélago está destinado a la agricultura y las zonas de montaña no son habitables, por lo que faltan espacios para vivienda y servicios en general, entre ellos para el destino final de residuos sólidos y basura.

Guadalupe, la Isla de aguas Hermosas (Karukera) al igual que sus islas hermanas del Caribe, ha sido impactada por arribazones de Sargazo, con impactos ambientales, a la salud humana, a sus pesquerías y al turismo. El destino final del Sargazo que recala en playa por requerir de una gran área para depositarlo, a razón de tres y media hectáreas para 10 mil toneladas. La misma situación la tiene México, con la diferencia que nuestro país es grande.

Quintana Roo es 25 veces más grande que la isla de Guadalupe con una densidad poblacional cinco veces menor. Sin embargo, el “monte” que tiene esta “flotando” en la capa freática de la Península de Yucatán, donde se encuentra la reserva de agua dulce.

Al botar el Sargazo al monte se está salinizando la tierra y el agua y se están aportando en sus lixiviados tóxicos metales pesados, arsénico y los compuestos amoniacales y de sulfhídrico del proceso de descomposición. México no puede seguir contaminado su fuente de agua, de ella dependemos todos.

Hasta agosto 2019, en Quintana Roo se recogieron 500 mil toneladas de sargazo y se habían acondicionado seis hectáreas con geomembranas para evitar los lixiviados tóxicos y la contaminación del acuífero y tierra. En esa superficie como máximo se pueden recibir 15 mil toneladas, tan sólo tres por ciento de lo colectado. Por lo que la pregunta obligada: ¿A dónde se se llevaron las otras 485 mil toneladas recogidas?

En Guadalupe, se recogieron 240 mil toneladas con 120 millones de pesos, para limpieza en no más de 48 horas, e instalación de detectores de ácido sulfhídrico y un protocolo de intervención de los municipios para la protección de sus ciudadanos que va desde la información diaria de la concentración de gases hasta el desalojo de la población cuando la concentración es mayor a la norma de seguridad sanitaria, habiéndose ya evacuado escuelas.

Es también a partir de este “puntito” del Caribe que a través de su vice-presidente del Consejo regional y Presidenta de la comisión del medio ambiente (Sylvie Gustave-dit-Duflo) se concibió y construyó con una visión global la primera Reunión Internacional sobre el Sargazo.

[email protected]