Al Assad asegura que habrá elecciones en Siria en 2021

Recalca que el Ejército "recuperará el control total del territorio"

Europa Press
La Jornada Maya

Madrid, España
Lunes 11 de noviembre, 2019

El presidente de Siria, Bashar al Assad, ha asegurado este lunes que habrá elecciones en el país en 2021 y ha incidido en que a las mismas concurrirán "numerosos" candidatos y que cualquier persona podrá presentarse a los comicios. "La última vez fuimos tres (candidatos) y esta vez, por supuesto, va a haber tantos como quieran nominar. Habrá numerosos nominados", ha dicho, durante una entrevista concedida a la cadena de televisión rusa RT.

En la misma, el mandatario sirio ha insistido en que "no cree" la versión estadunidense sobre la muerte del líder del grupo yihadista Estado Islámico, Abú Bakr al Baghdadi, y ha agregado que su cadáver no ha sido expuesto públicamente. "Fue preparado por los estadunidenses para jugar este papel (de califa y líder del grupo yihadista) y no creemos la reciente historia sobre su muerte. Quizá está muerto, pero no de la forma que se ha mencionado", ha agregado.

Así, ha sostenido que "toda la historia era para limpiar la mano estadunidense y que no se vea que es la mano en contacto con los terroristas durante los últimos años y décadas". "Es como en las películas de ciencia ficción, cuando te eliminan la memoria", ha argumentado.

"Querían eliminar de la memoria de su opinión pública que tuvieron un lazo directo con esos terroristas, especialmente Al Qaeda, Estado Islámico y el Frente al Nusra", ha apuntado.

"Cuando Sadam Husein fue capturado lo mostraron. Cuando fue ejecutado, mostraron la ejecución. Cuando mataron a sus hijos, mostraron sus cuerpos. Lo mismo con (el fallecido líder libio Muamar) Gadafi. ¿Por qué no muestran el cuerpo de (el fallecido líder de Al Qaeda Usama) Bin Laden? ¿Por qué no muestran el cuerpo de Al Baghdadi?", se ha preguntado.

Al Assad ha manifestado nuevamente que Siria no jugó papel alguno en la operación, a pesar de que el presidente estadunidense, Donald Trump, diera gracias a Damasco durante el anuncio sobre la muerte del líder de Estado Islámico.

Además, ha acusado a Washington de utilizar a estos grupos terroristas para intentar derrocar a su gobierno. "Invadieron Afganistán y no lograron nada. Invadieron Irak y lo lograron nada. Empezaron a invadir otros países de forma diferente", ha sostenido.

Necesitan herramientas. Se dieron cuenta de que en Irak no funcionó por mandar a su Ejército. Perdieron mucho y pagaron el precio, incluso dentro de Estados Unidos. Es mucho más fácil para ellos enviar un "representante". Por otra parte, ha cargado duramente contra su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, al que ha descrito como "un islamista fanático" y "un enemigo", tal y como ha recogido la agencia estatal siria de noticias, SANA.

En este sentido, ha dicho que la relación entre la Unión Europea (UE) y Erdogan "es de dos vías". "Le odian pero le quieren. Le odian, saben que es un islamista fanático y que va a enviarles extremistas y quizá terroristas", ha argüido. Además, ha resaltado que "la mayoría de los sirios que se fueron a Turquía (como refugiados) lo hicieron a causa del terrorismo en Siria, por los ataques de terroristas". "No le quieren (a Erdogan), pero al mismo tiempo le temen", ha agregado.


Control de las áreas kurdas

Al Assad ha tenido además palabras para la reciente ofensiva turca contra las fuerzas kurdas en el norte de Siria y ha hecho hincapié en que el Ejército sirio "recuperará el control total del territorio". De esta forma, ha rechazado la posibilidad de un acuerdo con las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) y las autoridades kurdas para conceder algún tipo de autonomía a esta parte del territorio y ha abierto la puerta a que los milicianos se integren en las Fuerzas armadas.

"Estamos en un periodo de transición, porque se van a quedar con su armamento por ahora. Les hemos invitado a unirse al Ejército. Algunos han dicho que no, y durante los últimos días han dicho que sí (...) No sabemos lo que va a pasar", ha explicado. "Las FDS no son sólo kurdos, es una mezcla de kurdos, árabes y otros", ha dicho, antes de agregar que "cuando se habla de las FDS, de los kurdos en las FDS, representan a parte de los kurdos".

El presidente sirio ha acusado además al Partido de la Unión Democrática (PYD) --un partido kurdo sirio cuyo brazo armado son las Unidades de Protección Popular (YPG)-- de "estar apoyado por los estadunidenses con armamento, dinero". "Son agentes estadounidenses", ha criticado. "Estos grupos del PYD dieron (a Erdogan) la excusa y la razón para invadir Siria, pero eso no significa que la invasión sea legal. Es ilegal desde todo punto de vista", ha remachado.


Niega el uso de armas químicas y torturas

En otro orden de cosas, ha vuelto a negar que el Ejército haya empleado armas químicas en ningún momento de la guerra y ha reiterado que Damasco "no las necesita". "Cada vez que hablan del uso de armas químicas es cuando avanzamos, no cuando perdemos", ha dicho.

"El que dice que hubo uso de armas químicas es el que debe demostrar su uso", ha manifestado, al tiempo que ha señalado que "cada historia no fue más que una acusación". Asimismo, ha acusado a la Defensa Civil Siria (SCD), organización conocida popularmente como 'cascos blancos', de ser "una rama del Frente al Nusra". "El mismo que estaba con los 'cascos blancos' fue combatiente con Al Qaeda", ha dicho.

El presidente sirio ha dicho además que los 'terroristas' utilizan centros médicos con base. "Dicen que el Ejército sirio sólo ataca instalaciones humanitarias para que los civiles sufran", ha apuntado, antes de agregar que "la misión del Ejército y del Estado es proteger a los civiles de esos terroristas".

"Ninguna guerra es una buena guerra. Esto es evidente. Siempre hay víctimas en cualquier guerra, pero hablar de que el Ejército o el Estado van a matar civiles y a su propio pueblo no es realista", ha puntualizado. "La guerra en Siria era sobre capturar los corazones de la gente, y no puedes capturar sus corazones si les bombardeas. El Ejército sirio estaba luchando contra los terroristas, y hay fuego colateral que afectó a algunos civiles", ha defendido.

Así, ha señalado que "en la narrativa occidental (....) nuestras balas, misiles y bombas sólo matan civiles, no matan milicianos". "Nuestro interés recae en matar a los terroristas para proteger a los civiles", ha incidido. Por otra parte, ha negado que existan "unidades de tortura" o una "política de tortura" en Siria, a pesar de las numerosas acusaciones por parte de organizaciones internacionales, ONG y víctimas desde antes del estallido de la guerra en 2011 y durante el conflicto.

"¿Por qué torturar? ¿Se necesita información? Tenemos toda la información. La mayoría de la gente apoyaba al gobierno, por eso llevamos aquí nueve años pese a toda esta agresión por parte de Occidente y los petrodólares de la región árabe", ha dicho. "No es una política. Si habla de incidentes aislados, si hay un incidente individual que pudo ser cometido por alguien por venganza u otros motivos. Puede pasar en cualquier parte del mundo, pero no tenemos esa política", ha zanjado.