Mujeres piloto vigilan mares y costas del Caribe mexicano

En 2008 por primera vez ingresaron féminas a la Heroica Escuela Naval Militar

Carlos Águila Arreola
La Jornada Maya

Cancún, Quintana Roo
Domingo 17 de noviembre, 2019

Las costas de Quintana Roo y su mar patrimonial son resguardados desde el aire por cinco mujeres que forman parte del Escuadrón Aeronaval 511 (Esca 511) de la Base de la Marina-Armada de México de Chetumal, a su vez adscrito al Cuerpo de Aeronáutica Naval, y dos de ellas charlaron con La Jornada Maya sobre la gran responsabilidad que tienen.

Durante la Expo y Congreso de Aviación 2019, avalada por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), en el módulo de exposición de la dependencia, las tenientes de corbeta y pilotos aviadoras Marisol Cárcamo Libien y Gema Itzel Caballero Zavala coincidieron en que sabían que “algún día podrían cuidar el mar y las aguas territoriales del país, desde el aire”.

En la Semar, poco más de 11 mil mujeres se desempeñan en infantería, logística naval, aeronáutica naval, mecánico naval e ingeniero electrónico, y Marisol Cárcamo explicó que la agrupación aeronaval 511 es un escuadrón de patrulla aeromarítima que tiene aviones tipo casa CN235.

“Somos cinco pilotos, cuatro ejerciendo la carrera y una pasante, que es una guardiamarina. Las otras cuatro ya pasamos ese proceso y ya estamos al mando de las aeronaves. El 235 es un avión de patrulla aeromarítima que tiene la capacidad de grabar, transmitir en tiempo real los videos, y cuenta también con un radar marítimo, que nos permite realizar la detección de blancos de interés y también operaciones extracción”, dice Gema Itzel.

Caballero Zavala comentó que tienen como encomienda detectar dónde podrían aterrizar aeronaves cargadas con enervantes en los límites de Quintana Roo y el país centroamericano de Belice, y también ubicar embarcaciones ilícitas en el mar Caribe, que en la mayoría de casos son náufragos indocumentados que, por desconocimiento, varan en altamar.

“Nosotros lo que hacemos es vuelos de patrulla y vigilancia para determinar en qué área es el posible aterrizaje de aeronaves. Contacto como tal, no. Hemos tenido operaciones de contacto con embarcaciones que están de manera ilícita; hemos participado en búsqueda y rescate de náufragos e indocumentados, y operaciones de seguridad nacional”, externó.

En los últimos años el papel de la mujer ha tomado fuerza en labores que anteriormente eran exclusivas del personal masculino. En 2008 por primera vez ingresaron féminas a la Heroica Escuela Naval Militar, lo que trazó una brecha para las generaciones posteriores.