La Sonora Matancera, un siglo de música y baile

En el Metropólitan, la agrupación presentará a nuevos músicos cubanos

Ana Mónica Rodríguez
Foto: Sonora Matancera
La Jornada Maya

Ciudad de México
Domingo 5 de enero, 2020

La Sonora Matancera salió de su natal Cuba "para no regresar", luego de que Fidel Castro asumió el poder. La extensa y prolífica historia de esta orquesta será recordada en el teatro Metropólitan para celebrar 100 años de su aparición en la escena musical.

De la mítica agrupación sobreviven los hermanos Elpidio y Javier Vázquez. Este último encabezará el concierto del 26 de enero en el recinto del Centro Histórico, donde también "verá la luz una Sonora Matancera renovada", con jóvenes músicos de origen cubano.

Guillermo Vázquez, hijo del bajista Elpidio Vázquez, recordó: "Desde su formación en Cuba, la orquesta marcó una tendencia, pero al salir de la isla adaptaron esta fuerza que les fue característica. De hecho, México fue el primer país al que llegaron, luego de que Batista fue derrocado y Castro ascendió al poder; después migraron a Nueva York desde donde tuvieron el inmenso éxito" que se recuerda.

No obstante, admitió, la consolidación del conjunto surgido en Matanzas, en la década de los 20, fue en territorio mexicano, "país que los músicos adoptaron como propio".

En su historia, pasaron por la orquesta Daniel Santos, Celia Cruz, Toña La Negra, Celio González, Nelson Pinedo, Bienvenido Granda, Alberto Beltrán, Carlos Argentino Torres, Carmen Delia Dipini, Laito Sureda, Leo Marini, Welfo y Vicentico Valdés, por mencionar algunas estrellas. Pero, en realidad, en sus filas estuvieron 47 cantantes de nueve nacionalidades; 26 cubanos, 11 puertorriqueños, dos argentinos, dos mexicanos, un dominicano, un venezolano, un uruguayo, una haitiana y dos colombianos.

Más de mil 30 éxitos

Entre su gran legado figuran más de mil 30 canciones grabadas e infinidad de acetatos y discos compactos que han consolidado a la agrupación como un referente de la música afroantillana; también son imborrables de la memoria temas como El muñeco de la ciudad; Mala mujer; Yo me voy pa’ la Habana; Ave María, Lola; Ay cosita linda; Cañonazo; Qué dicho es, o Yo no soy guapo, entre una infinidad.

Una de las sorpresas en el concierto, que incluye el recorrido musical a lo largo de un siglo, es el apartado "entrañable" dedicado a Celia Cruz, quien "fue madrina" de la mamá de Guillermo Vázquez y muy cercana a la familia.

Además, la intención es "recuperar la historia y el trabajo de la Sonora, para que los conozcan las nuevas generaciones, lo cual es parte de mi labor, a través de mi padre y mi tío; este último es quien continúa con el legado de la agrupación".

También es cierto, admitió, que las canciones de La Matancera “son una especie de sound track de las fiestas familiares, las cuales muchos de nosotros escuchamos desde niños. Al lugar donde uno llegara se escuchaba esta música e invariablemente se terminaba bailando; ¿quién no ha movido el cuerpo con los temas de Celia como Yerberito moderno o Pa’la paloma?”

En el caso de México "le debemos mucho a Ramón Rojo y Sonido La Changa porque gracias a él sigue cien por ciento viva la música de la orquesta porque no dejan de tocarla; además, se baila y se sigue recordando en los distintos barrios gracias a la gente, amigos y familia" que continúan escuchándola.

Detalló: "El recorrido musical durante el concierto tendrá arreglos frescos, adaptados para que los jóvenes disfruten, pero sin perder la esencia de ese sonido característico que marcó toda una época".

También se escucharán temas “que no han sido tan conocidos hasta llegar a Las muchachas, Humo, Óyeme mamá, En el mar o Mala mujer”.

De hecho, la Sonora Matancera "renovada" mantendrá el formato original de la que salió de Cuba, con "tres metales, tres voces, una conga, bajo, piano, timbal y tumbador", agregó Vázquez. Entre otras actividades conmemorativas se prepara una redición de material, incluida la versión nueva con la orquesta naciente que quedará inmortalizada “en un LP y un live del concierto en el Metropólitan, el cual sería replicado en Miami, Colombia, Venezuela y otros países de Centro y Sudamérica”.

Entre las infinitas anécdotas, se recuerda que la orquesta nació entre las calles Jovellanos y Ayuntamiento de Matanzas, donde estaba la calle Salamanca número 41, frente a los baños La Americana, en la plazoleta Ojo de Agua.

Antes de ser llamada Sonora Matancera, usó otros nombres: Tuna Liberal y Estudiantina Matancera. Desde esa fecha y hasta el presente, el grupo ha recorrido el mundo llevando lo mejor de la música de su país y de otras regiones, además de que por sus filas han pasado los mejores vocalistas de Latinoamérica, recordó Guillermo Vázquez, quien nunca ha visitado la isla caribeña.

El homenaje por el siglo que cumple la Sonora Matancera será el domingo 26 de enero a partir de las 18:30 horas en el teatro Metropólitan bajo la dirección de Javier Vázquez. Harán vibrar al público "con su larga lista de éxitos que durante un siglo han hecho bailar al mundo".