Pide fiscalía al menos seis meses de cárcel para Michael Flynn

El ex asesor de seguridad de Trump debió ser sentenciado en 2018 por mentir al FBI

Ap
Foto: Afp
La Jornada Maya

Washington, Estados Unidos
Miércoles 8 de enero, 2020

El ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn merece ir por seis meses a la cárcel, sostuvo ayer el Departamento de Justicia, al revertir su postura previa de que tenía derecho a evitar tiempo en prisión por su extensa cooperación con los fiscales.

El aviso de sentencia del gobierno es una fuerte reprimenda al nuevo equipo legal de Flynn, que durante meses atacó la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre Rusia, y acusó a las autoridades de retener información que según ellos era favorable para su cliente. Un juez rechazó el mes pasado esos argumentos.

Los fiscales, que en un inicio elogiarion la cooperación de Flynn, afirmaron que éste se retractó de su aceptación de responsabilidad en el caso de la presunta colusión rusa, y por lo tanto no merece ningún crédito. Pidieron al juez federal Emmet Sullivan imponer una sentencia de entre cero y seis meses.

Flynn debió ser sentenciado en diciembre de 2018 por mentir a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) sobre sus conversaciones con el entonces embajador ruso en Estados Unidos, incluida su petición de que Rusia no intensificara las tensiones con Estados Unidos en respuesta a las sanciones impuestas por el gobierno del presidente Barack Obama por interferencia electoral.

Sin embargo, la audiencia se aplazó a medio camino tras la petición de Flynn después de que la crítica mordaz de Sullivan hiciera surgir la idea de que podría ser enviado a prisión, aunque los fiscales no lo habían recomendado. Flynn pidió que la audiencia fuera postergada para que pudiera continuar cooperando con los fiscales con la esperanza de evitar tiempo en prisión.

Al momento de su declaración de culpa en diciembre de 2017, Flynn era el asesor más cercano al presidente Donald Trump y estaba a favor de cooperar con la pesquisa sobre Rusia. Se reunió repetidamente con los fiscales en los siguientes meses mientras investigaban si la campaña de Trump se coordinó con Moscú para influenciar la elección de 2016.