Ofrece Costamed un centro dedicado al control del dolor

Plan de tratamiento individualizado, desarrollado por el grupo médico

La Jornada Maya
Foto: Juan Manuel Valdivia

Cozumel, Quintana Roo
Jueves 13 de febrero, 2020

El Grupo Médico Costamed cuenta con un Centro de Control del Dolor, que ofrece una amplia gama de servicios para pacientes con dolores agudos o crónicos. Por medio de un experto equipo multidisciplinario de especialistas en dolor, el grupo ofrece las opciones de tratamiento más avanzadas en un entorno de apoyo y compasión.

El dolor agudo o crónico es un problema médico complejo que puede tener efectos profundos en el bienestar físico y mental. El objetivo de Grupo Médico Costamed es ayudar al paciente a disminuir el nivel de dolor y malestar, regresarlo a su nivel máximo de funcionamiento, bienestar y calidad de vida.

Los médicos de Costamed pueden canalizar al paciente al Centro de Control del Dolor para su evaluación y recetar un tratamiento específico o continuar con un tratamiento.

El plan de tratamiento individualizado es desarrollado por el grupo médico, hecho especialmente para la condición, grado de dolor, sus necesidades y objetivos personales de cada paciente. El plan puede incluir un enfoque único o diferentes terapias médicas, así como procedimientos especiales, terapias psicológicas y de rehabilitación.

La duración del tratamiento variará dependiendo de la complejidad del cuadro y la combinación de tratamientos prescritos. En promedio, los pacientes estarán en tratamiento por un periodo de tres a seis meses. Durante dicho tiempo, es posible que el paciente deba asignar aproximadamente tres horas por semana en el Centro de Control del Dolor. A lo largo del tratamiento, personal del grupo médico estará en contacto con su galeno de cabecera para mantenerlo informado del progreso.

Entre las opciones de tratamientos que ofrece el Centro de Control del Dolor, se encuentran inyecciones epidurales de esteroides, bloqueos de nervios occipitales, la colocación de bombas programables intratecales, bloqueo del plexo hipogástrico, catéter epidural temporales e intratecales, bloqueos ganglionares de Gasser, portales epidurales implantados e infusiones intravenosas de lidocaína, entre otras.