Aaron Judge empató la pizarra con un cuadrangular de tres carreras con dos auts en el octavo episodio, Gary Sánchez disparó un sencillo en la décima entrada para dejar a los Gemelos en el terreno y los Yankees borraron una desventaja de cinco anotaciones para vencer ayer 6-5 a Minnesota.

Nueva York, con su temporada en picada las últimas dos semanas, ganó apenas por cuarta ocasión en 16 encuentros después de una racha de 13 victorias. Se acercó a medio juego de los líderes por el comodín de la Liga Americana, Toronto y Boston, a falta de 18 partidos del calendario regular. Gleyber Torres, quien perdió la titularidad como torpedero y fue colocado en la segunda base, inició la décima entrada como corredor emergente. Después de un aut, Sánchez conectó su sencillo ante Ralph Garza Jr. (1- 3) y Torres anotó sin dificultad. Jorge Polanco y Miguel Sanó conectaron jonrones de dos anotaciones en la primera entrada y Byron Buxton añadió tablazo solitario en la tercera para darle a Minnesota ventaja de 5-0 ante el novato Luis Gil. DJ LeMahieu inició la remontada con elevado de sacrificio en la sexta entrada que Max Kepler atrapó de un salto en el jardín derecho. Joey Gallo bateó su 33er. cuadrangular de la campaña y octavo con los Yankees en el séptimo acto ante Tyler Duffey.

Judge, de regreso en la alineación después de salir del juego del domingo ante los Mets por mareos en la tercera entrada, se voló la barda con Anthony Rizzo y Brett Gardner a bordo para llegar a 33 jonrones y empatar la pizarra. 

Clay Holmes (5-1) trabajó el décimo rollo para llevarse el triunfo.

Nueva York puso fin a una racha de seis derrotas en casa, su más larga en una década.

Edición: Ana Ordaz