post Image

Dúo mexicano pone de nuevo en la cima a los icónicos Dodgers

Tenaces y efectivos, Urías y González hicieron historia en la final

Casi 40 años después del heroísmo de Fernando Valenzuela en la Serie Mundial y la “Fernandomanía”, otros dos zurdos mexicanos entraron al rescate y pusieron de nuevo a una de las más icónicas e importantes franquicias del beisbol en la cúspide de Grandes Ligas. En el sexto partido de un Clásico de Otoño memorable, que dio digno colofón a una temporada que parecía improbable, pero que las Ligas Mayores sacaron adelante superando mucha adversidad, se vivió una noche mexicana, histórica e inolvidable.

Victoria y salvamento tricolores. Tal vez el logro más importante para la pelota profesional del país. El Toro sacó adelante a los Dodgers en 1981 con valiente apertura que resultó en un juego completo que los encaminó a vencer cuatro veces consecutivas a los Yankees para borrar desventaja de 0-2 y conseguir su quinta estrella. Julio Urías, el zurdo sinaloense de 24 años, lo hizo con quizás la mejor postemporada para un mexicano en la Gran Carpa.

Urías, un gran prospecto de los Dodgers desde que era adolescente, retiró a los siete bateadores de Tampa Bay a los que se enfrentó, poco después de que el ganador, el nayarita Víctor González, sacó tres de sus cuatro outs por la vía del chocolate. Dejaron sin oportunidad a las Mantarrayas en una victoria de 3-1 que dio su séptima corona a un club que por años vivió del recuerdo del épico jonrón de Kirk Gibson en 1988.

El dúo dinámico mexicano fue clave para Los Ángeles a lo largo de la postemporada. Urías: 4-0, 1.17, SV, 23 IP, 29 K, 4 BB, 0.65 de WHIP. González: 1-0, 2.70, 6.2 IP, .217 de bateo en contra. Les llovieron felicitaciones. El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a Urías, “el Valenzuela II”. “Ganaron los Dodgers. Ganó México”, añadió

Urías y el novato González, cuyo récord combinado en el año (fase regular y playoffs) fue 11-0, se fundieron en emotivo brazo y entre ellos estaba la bandera nacional. Ambos tuvieron que perseverar para conquistar a la afición de los Dodgers y de México, como lo hizo Valenzuela. Julio cargaba con altas expectativas desde los 16 años y se sobrepuso a una operación en un hombro. Víctor lidió con una cirugía Tommy John que lo tuvo al borde del retiro. “El apoyo de México es un apoyo que es el que nos tiene aquí a mí y a Víctor”, expresó Urías, quien se unió a Madison Bumgarner (2014) como los únicos pítchers con cuatro triunfos y un salvamento en una postemporada.

Gerardo Carrillo sería el próximo mexicano en unirse

¿Quién será el próximo mexicano con los Dodgers?

Todo apunta al jalisciense Gerardo Carrillo. Baseball America colocó previo a esta temporada al derecho que acaba de cumplir 22 años y en cuya firma tuvo que ver Mike Brito, como el prospecto 27 de la organización, por encima del zurdo Víctor González (30).

La clave para Carrillo, quien fue observado de cerca por el equipo en el campamento de verano, es tener mayor control. Con su recta de dos costuras ya lanzó entre 94 y 98 millas por hora y muestra habilidad y sentimiento para pitchear. La publicación indicó que el equipo confía en que aprenderá a tirar más straics y tiene a su favor su juventud.

El próximo año será uno de los jóvenes a seguir en la franquicia.

Edición: Ana Ordaz

NOTICIAS RELACIONADAS

...
03 de Diciembre del 2020
Sociedad
Muertes por coronavirus rebasan millón y medio en el mundo
Leer más
...
03 de Diciembre del 2020
Sociedad
IBM alerta sobre hackers que buscan compañías distribuidoras de vacuna COVID-19
Leer más
...
03 de Diciembre del 2020
Sociedad
Borrará Facebook falsas publicaciones sobre vacunas de COVID-19
Leer más