post Image

Se cumplió esta misión, pero vamos por más anillos: Mookie Betts

Seager emuló a Hershiser y fue artífice del título de los Dodgers

No hubo peloteros que se lanzaran encima de sus compañeros en cuanto cayó el último aut. Tampoco pudieron apreciarse los baños de champaña.

Más bien había una mascarilla que cubría cada rostro, mientras los Dodgers celebraban el título de la Serie Mundial que no habían conseguido desde 1988 y que llegó en una campaña que nadie pudo haber imaginado antes de la pandemia de coronavirus.

Los Dodgers comenzaron también la fiesta sin Justin Turner, su astro pelirrojo y barbado, quien dio positivo a COVID-19 antes de que terminara el sexto encuentro, que selló la coronación. Antes de todas las alteraciones por la crisis global de salud, Mookie Betts había llegado a los Dodgers con la misión de marcar diferencia en la Serie Mundial. Con una desenfrenada carrera al plato, hizo precisamente eso. Fue el fin de una frustrante sequía de títulos para Los Ángeles — y tal vez sea apenas el inicio para Betts y los Dodgers.

Betts anotó la carrera de la ventaja en un rodado a la inicial de Corey Seager en el sexto capítulo y luego abrió la novena con cuadrangular que amplió la delantera de los Dodgers.

“Sólo vine para ser parte de esto. Estoy feliz por contribuir”, dijo Betts, quien agregó en Twitter: “¡El trabajo está terminado! Esto es para ti Los Ángeles, ¡la ciudad de los campeones! Disfruten mucho, pero ¡estos muchachos no han terminado en su búsqueda de anillos!". Seager consiguió un inusitado doblete de octubre, al convertirse en el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial después de recibir el nombramiento en la serie de campeonato

Lo mismo hizo Orel Hershiser en 1988. El torpedero bateó para .400, con dos cuádruples, cinco carreras impulsadas y seis bases por bolas ante los Rays de Tampa Bay,

El anterior pelotero en ganar el MVP en serie de campeonato y Serie Mundial el mismo año fue el lanzador de San Francisco, Madison Bumgarner, en 2014. Sólo ocho jugadores lo han conseguido, todos en la Liga Nacional.

Para coronarse de nuevo, los Dodgers debieron disputar 5 mil 014 juegos de campaña regular y 114 de postemporada desde que Hershiser ponchó a Tony Phillips, de los Atléticos de Oakland, para el último aut de la Serie Mundial de 1988, el mismo año en que nació el zurdo Clayton Kershaw — tres veces ganador del premio Cy Young de la Nacional y quien se llevó el crédito en los encuentros uno y cinco de este Clásico de Otoño

Kershaw calentaba en el bulpén cuando el sinaloense Julio Urías ponchó al dominicano Willy Adames con un straic cantado para ponerle punto final a la serie. El astro corrió junto a sus compañeros para celebrar en el diamante — donde muchos peloteros y couches usaban mascarillas al final de una campaña realizada en medio de la pandemia del coronavirus.

Edición: Ana Ordaz

NOTICIAS RELACIONADAS

...
03 de Diciembre del 2020
Sociedad
Muertes por coronavirus rebasan millón y medio en el mundo
Leer más
...
03 de Diciembre del 2020
Sociedad
IBM alerta sobre hackers que buscan compañías distribuidoras de vacuna COVID-19
Leer más
...
03 de Diciembre del 2020
Sociedad
Borrará Facebook falsas publicaciones sobre vacunas de COVID-19
Leer más