Capitalinos exigieron acceso al Zócalo para ceremonia del Grito

Familias se encontraban apostadas en calles aledañas con vista frontal a Palacio Nacional
Foto: Roberto García

En medio de un fuerte operativo de seguridad que mantiene restringido el paso peatonal y vehicular en el primer cuadro del Centro Histórico, decenas de personas y familias se encuentran apostadas en calles aledañas con vista frontal a Palacio Nacional.

Las calles 16 de septiembre, Francisco I. Madero y avenida 5 de Mayo lucen con aglomeraciones de personas que no pudieron ingresar a la plancha del Zócalo capitalino. Con banderas, caras pintadas tricolor, matracas, cornetas, confeti y aerosoles de espuma, los ciudadanos aguardan al ras de las vallas, en las calles antes citadas en su cruce con De la Palma, sosteniendo pequeñas conversaciones, lanzando esporádicos chiflidos y gritos de “¡Viva México”!, para conmemorar el 211 aniversario de la Independencia, que encabezó el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al grito de “¡Queremos pasar!”, “¡Queremos pasar!”, este grupo de personas permanecieron en el primer cerco de seguridad sin mayores incidentes.

Metros más adelante, unas 30 personas que hicieron reservación en restaurantes y hoteles aledaños permanece sobre la calle Madero. Este grupo es el más cercano a la plancha de la Constitución, y por momentos gritan “¡Viva México!” y “¡Es un honor estar con Obrador!”.

En las partes altas de los edificios donde hay restaurantes, también permanecen familias y niños que hicieron su reservación.

En tanto que al otro lado del Zócalo capitalino, a espaldas de Palacio Nacional las calles lucen vacías. En esta zona varías personas salen del primer cuadro del Centro Histórico rumbo a otras colonias, porque en las inmediaciones de la Plaza de la Constitución está cerrado.

A diferencia de otros años en donde siempre hay cientos de personas intentando ingresar a la Plaza de la Constitución ahora no es posible y sólo se ve a elementos policiales de la Ciudad de México y del gobierno federal.

En los costados del Zócalo capitalino, el cerca de seguridad comienzas desde la calle República de Uruguay. Ante esta situación, la gente retorna desganadas.

Sobre la avenida 20 de noviembre, los comerciantes también se vieron afectados. Algunos de ellos incluso, dos horas antes del grito de Independencia, comenzaron a recoger su mercancía.

La plancha del Zócalo capitalino luce vacía y sólo transitan militares vestidos de mezclilla con playera y gorra negra, así como personal de seguridad, de la Comisión Federal de Electricidad y de limpieza.

 

Edición: Laura Espejo