Generar información para atender necesidades de la comunidad LGBTTTI: activista

Invitan a participar en el Segundo Diagnóstico Situacional LGBTQ+ en México
Foto: Juan Manuel Valdivia

Conocer las problemáticas que enfrentan las personas que pertenecen a la comunidad de la diversidad sexual es el objetivo que tiene la Investigación en Salud y Bienestar LGBT, realizada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), desde el área de salud pública, para crear el Segundo Diagnóstico Situacional LGBTQ+ en México en colaboración con la Universidad de Toronto; la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Xochimilco; la Universidad Pedagógica Nacional; Instituto Williams (UCLA); It Gets Better México e Inspira Cambio A.C.

Alex Orué, director ejecutivo de It Gets Better México, mira esta investigación como tener una fotografía panorámica de la situación que vive la comunidad LGBTTTI en México para poder trabajar en su beneficio.

Recuerda que hace cinco años fue la primera vez que esta “fotografía” fue tomada y ahora desean actualizarla, desde la organización que dirige motiva a las personas que se identifican con alguna identidad de género de la comunidad diversa a participar aquí para poder contar con su perspectiva.

“Para poder atender las necesidades en nuestra comunidad necesitamos saber qué pasa allá afuera, entender la fotografía de nuestro contexto económico, de salud, de justicia, de acceso a derechos, discriminación, acoso, etcétera”.

Aclara que para poder responder la encuesta del diagnóstico es necesario contar con 20 minutos de disponibilidad porque el objetivo es conocer a profundidad la situación actual de la comunidad, “entendiendo cómo está la comunidad LGBTTTI en México vamos a poder desarrollar, a partir de esa información, herramientas que nos ayuden a resolver problemas”.

Hace cinco años, memora, la primera edición de esta investigación fue de ayuda para ejecutar programas, en particular, para un sector de esa población que experimentaba riesgos en su salud mental, inclinándose hacia el suicidio. Desde Facebook, todos los miércoles cuentan con “hora segura” para prevenir dicha situación.

Con los resultados que obtienen logran, no solamente comprender lo que ocurre, sino justificar por qué son necesarios determinados programas o mecanismos que contribuyan a generar cambios desde las políticas públicas.

“Hay mucho que se puede hacer desde el Ejecutivo, desde el gobierno estatal y los gobiernos municipales”, por ello, ahora esperan identificar cuáles son los espacios en los que la entidad requiere modificaciones en cualquier ámbito público para poder hacer algo al respecto.

Actualmente, aún sin contar con los resultados del diagnóstico, el activista observa necesario trabajar en la prevención de la discriminación, como la raíz de todo. “En Yucatán no hay políticas públicas de prevención de la discriminación, en general”.

Con el inicio de esta administración, en 2018, detalla, el Centro para Prevenir la Discriminación del Estado de Yucatán, que acababa de abrir sus puertas, dejó de operar, “si algo me pasa […] ¿en dónde pongo mi queja?”.

Asegura que la falta de un organismo preventivo comunica la falta de interés por este paso antes del castigo, “tiene que ser desde la educación en prevención para cambiar actitudes sociales, conciliar y reparar daños”.

Aunque en apariencia en Yucatán no pasa nada, opina, “pareciera que corazón que no ve, corazón que no siente; las cosas no dejan de ocurrir porque las ignoras” y es desde ese punto donde considera necesario iniciar a transformar la situación de la sociedad yucateca.

“Dar luz a lo que se vive acá, en todos los ámbitos” es lo que representa obtener un diagnóstico de la situación para la comunidad LGBTTTI desde su visión.

 

También te puede interesar: Fallece Alfredo Morales Candiani, activista por derechos LGBTTTIQ+

 

Edición: Estefanía Cardeña