El caso de un preso provoca queja de AMLO ante Judicatura

Cumplió su condena pero sigue encarcelado por un conflicto de criterios judiciales
Foto: Cristina Rodríguez

Alonso Urrutia y Alma E. Muñoz

Ciudad de México. El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció hoy que presentará una queja ante el Consejo de la Judicatura Federal por el desempeño de jueces y magistrados en el caso de un hombre que cumplió su sentencia, pero por un conflicto de criterios judiciales sigue preso.

La víctima, de quien sólo se conoce en público el nombre de Rafael, es hijo de una periodista sinaloense. Fue detenido en 2008, acusado de delincuencia organizada y portación de arma de fuego de uso exclusivo del ejército. En 2013 fue sentenciado a 17 años de prisión, pero la pena se redujo más tarde a 10 años, por lo que ya debió recuperar su libertad.

Sin embargo, por contradicción de criterios con tribunales unitarios, se mantiene preso aún a la espera de una nueva revisión de su sentencia, informó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, durante la conferencia matutina presidencial.

López Obrador sostuvo que es un caso en el que se privilegia el derecho sobre la justicia. Anticipó que interpondrá el recurso de queja y, además, dijo que se comunicará con Arturo Zaldivar, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), para revisar las alternativas.

El mandatario se interesó en un momento por la posibilidad de indulto en el caso, pero Sánchez Cordero le recordó que ese recurso sólo aplica cuando la sentencia está firme.

El asunto brincó en una reciente conferencia matutina presidencial, expuesto por la madre del preso.

Sánchez Cordero detalló las características del proceso en el cual la defensa interpuso un recurso porque Rafael fue torturado en la detención, lo cual se confirmó mediante la aplicación de cuatro protocolos de Estambul, el manual de investigación de tortura adoptado por las Naciones Unidas.

 

También te puede interesar: Se reabrirá caso Ascencio para agotar líneas de investigación: Encinas

 

La secretaria calificó el caso de “injusticia por todos lados”, porque al haber cumplido el preso la sentencia original de 10 años, esa pena quedó sin efectos para revisar el caso de tortura.

Explicó que ante la reposición del procedimiento para determinar en el Poder Judicial que hubo tortura, se anuló la sentencia original de 10 años de prisión.

Presente hoy en la conferencia, la madre de Rafael, Judith Méndez, demandó que se interviniera ante la evidente injusticia, pues dijo que su hijo no sólo fue torturado en su momento, sino que ya cumplió su condena hace tres años.

Al respecto, el subsecretario de Derechos Humanos de la secretaria de Gobernación, Alejandro Encinas aseveró que “la jueza está incurriendo en responsabilidad toda vez que habiéndose acreditado la tortura debería obtener de inmediato la libertad, lo hemos acreditado en muchos casos, donde incluso delincuentes han sido liberados plenamente. Hemos discutido algunos liberados en Ayotzinapa, se puede solicitar la revisión del caso de la juez en Toluca, porque teniendo conocimiento que hay cuatro protocolos de Estambul positivos, de inmediato debió a haber tomado una resolución”.

En este contexto, López Obrador señaló que se requiere avanzar hacia la justicia, “en todos justicia en el sentido amplio, esto que decíamos, el no perseguir a opositores, eso es justicia, no fabricar delitos, es justicia, que no haya tortura, que no haya masacres, es justicia… el que pueda ir a la cárcel el pobre y el rico”.

De ahí la importancia de la democracia porque “no somos floreros, no estamos de adorno porque llegó a la presidencia sin el apoyo de los grupos de intereses creados, soy completamente libre, No estoy subordinado a ningún grupo de interés creado, por eso tengo la libertad”.

Confió en la renovación del Poder Judicial y en el presidente de la SCJN que es un hombre “íntegro”, recordando que eso no pasaba antes, “padeció a un presidente de la SCJN abyecto, servil, que le pidió (Vicente) Fox que me iniciara un proceso de desafuero, son tiempos nuevos en el poder judicial”.

Edición: Emilio Gómez