Ángeles Cruz Martínez
Foto: Notimex/Carlos Pacheco
La Jornada

13 de julio, 2015

Desde la perspectiva del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el punto de partida para la creación del Sistema Nacional de Salud Universal debe centrarse en mejorar la atención médica integral con un enfoque de contención de costos y trato digno a los usuarios. El uso efectivo y eficiente de los recursos disponibles, independientemente de su fuente de financiamiento, es la base del éxito de la reforma del sector, advierte.

El informe sobre la situación financiera del Seguro Social 2014-2015 retoma el tema del sistema universal de salud y sin mención explícita insiste en rechazar la creación de un fondo único de recursos económicos, como ha planteado la Secretaría de Salud (Ssa).

El documento reconoce que es imperativo que el instituto emprenda un agresivo programa de inversión –adicional a los 5 mil 700 millones de pesos que aplicará este año– para ampliar su capacidad de atención médica y enfrentar la creciente demanda de servicios. Incluso señala que ya hay cuatro proyectos para construir en 2016, hospitales con el esquema de asociación público privada.

Sin dar detalles, el organismo reconoce de esta manera que las acciones emprendidas en los pasados dos años para sanear financieramente a la institución son insuficientes. Su situación sigue siendo delicada, apunta.

También da cuenta de la falta de control administrativo que existía. Luego de un proceso de revisión y depuración se logró identificar que se habían pagado terapias de diálisis y hemodiálisis para 76 mil derechohabientes con insuficiencia renal crónica, cuando la cifra real de enfermos es de 58 mil.

Durante las semanas recientes circularon versiones de que la Ssa ahora sí presentará el proyecto para crear el sistema universal sanitario, aunque lo más factible parece centrarse en las modificaciones a la Ley General de Salud que plantean crear un organismo responsable de garantizar la calidad de los servicios médicos, así como para ampliar las facultades de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico.

El proyecto está listo desde el año pasado, pero no ha obtenido el visto bueno de la Presidencia de la República para llevarlo al Congreso de la Unión.

En el informe financiero entregado al titular del Poder Ejecutivo y a los legisladores, el IMSS subraya que como el mayor proveedor de servicios de salud del país está de acuerdo en avanzar hacia un sistema único, pero mediante protocolos estandarizados e instrumentos que permitan vigilar que se cumpla con la garantía de acceso, oportunidad, protección financiera y calidad de los servicios médicos.

La propuesta de reforma legal, dice, implica cambios de gran calado para todas las instituciones del sector y establece las bases para una mayor integración y homologación de los servicios.

Para ello será necesario generar sinergias y un uso más eficiente de la capacidad instalada y recursos humanos, así como evitar duplicidades en la cobertura.

Con base en estos elementos, dice, se trabaja bajo la coordinación de la Ssa en la formulación de una propuesta de un mecanismo que empodere a la población y pueda demandar que estos servicios sean efectivos.

Indica que se requiere continuar con la suscripción de convenios de intercambios de servicios, como los que existen desde hace varios años en Baja California Sur y Yucatán. En 2014 se agregaron tres en esa última entidad, uno en Querétaro y otro en Durango.

Los acuerdos incluyen un catálogo de 855 intervenciones médicas que otorgan las instituciones en esas entidades a pacientes independientemente de su afiliación o derechohabiencia.

Sobre dichas intervenciones existe consenso respecto de la atención clínica y las tarifas máximas de referencia que se pagan entre los organismos participantes de los convenios (IMSS, Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado y Seguro Popular).

Con relación a los servicios médicos que ofrece el Seguro Social, el informe reconoce que hasta 2012 reportaba incrementos en el gasto de servicios contratados con empresas particulares a un ritmo mayor que el aumento de la derechohabiencia. Era el caso de los servicios de laboratorio que reportaron un incremento anual de 7.6 por ciento entre 2006 y 2012.

Mediante un nuevo sistema de control el IMSS revirtió ese crecimiento y en 2014 consiguió por segundo año consecutivo bajar 6.5 por ciento el gasto con relación al año anterior; es decir, un ahorro estimado de 230 millones de pesos.


Lo más reciente

Prohíben acceso temporal al Monte Tláloc en Texcoco

La zona es visitada en estas fechas para observar la llamada ''Montaña fantasma''

La Jornada

Prohíben acceso temporal al Monte Tláloc en Texcoco

El arte sustentable: una reflexión sobre el consumismo

Este sábado se inaugura la exposición 'Wired and Reclaimed' en SoHo Galleries

Abraham Bote Tun

El arte sustentable: una reflexión sobre el consumismo

Pablo Lyle es sentenciado a 5 años de prisión en Miami

Fue juzgado por la muerte de un cubano al que propinó un puñetazo en 2019

Efe

Pablo Lyle es sentenciado a 5 años de prisión en Miami

Migrantes de Afganistán, entre los que más solicitan refugio en México

Sólo en enero de 2023 registraron 430 peticiones; en todo 2022 la cifra fue de 498

Efe

Migrantes de Afganistán, entre los que más solicitan refugio en México