Pablo A. Cicero Alonzo
Foto: Tomada de la Web
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 2 de mayo, 2016

Salió del antro ya de madrugada. No sé si alguno de sus amigos se ofreció a llevarla. No sé si estaba en estado inconveniente o, simplemente, cansada. Sorteó los primeros retenes, esos que se instalan cerca de la zona de restaurantes y discotecas de la costa, y emprendió el regreso a Mérida. El amanecer debió llegar cuando ella aún estaba al volante. La negra noche dio paso al día. Al llegar a la ciudad, tomó un camino equivocado: se metió en sentido contrario en uno de los puentes de Periférico. Ahí, chocó de frente contra una motocicleta, cuyo conductor salió disparado. La fuerza del golpe fue tal que él no cayó en el asfalto, sino al pie del intercambiador vial. Diez metros más abajo. Ella, asustada, se dio a la fuga. Estacionó su automóvil, con la parte de adelante rota, en una plaza comercial. Ahí la capturó la policía.

En Tailandia se castiga a los conductores ebrios o que sean reincidentes en sus infracciones de tráfico con un periodo de servicios comunitarios en los depósitos de cadáveres de los hospitales. En la morgue. Según un reporte publicado, los responsables de este proyecto consideran que se trata del último cartucho para sensibilizar a los conductores temerarios, ya que los trabajos en otros servicios comunitarios, como recoger basura o limpiar parques, han fracasado. No han logrado concientizar a los tailandeses para que conduzcan de forma más prudente y el número de tragedias en las carreteras aumenta sin cesar.

“Pensamos que un periodo de tiempo en el depósito de cadáveres, limpiando y transportando órganos, debería servir para enviar un claro mensaje sobre el daño físico y mental que produce la conducción imprudente y tomen conciencia para circular con seguridad”, dijo Anurak Amornpectchsathaporn, director del Servicio de Emergencia del Departamento de Salud Pública, según el diario tailandés z.

En Yucatán, todas las semanas somos testigos de hechos violentos relacionados con las vialidades y el transporte. En muchos casos, esos accidentes fueron provocados por un guiador ebrio. El que ha causado más revuelo mediático fue el que narro al inicio de esta columna. Hace unos días se dio a conocer que la conductora ya fue liberada gracias a acuerdos previos de ambas partes. Se especifica que la liberación fue con varias restricciones, incluyendo que la inculpada lleve un detector electrónico de ubicación. Aquí, la lista de víctimas de conductores ebrios o imprudentes es kilométrica, aun con retenes de alcoholemia o campañas del tipo “Conductor designado”. No hay escudo aún que pare esas mortales balas en las que se convierte un automóvil guiado por un borracho.

No sólo nuestras leyes son demasiado laxas, y como ejemplo tenemos el contraste de este caso específico. En Tailandia, la joven que atropelló y mató a un motociclista no hubiera salido libre únicamente con un detector electrónico de ubicación, sino que hubiera trabajado una temporada en la morgue. Además, en ciertos sectores de la sociedad no se considera grave el hecho de que alguien se ponga al volante en estado inconveniente. Deja tú esa apología de la corrupción que protagoniza la joven guanajuantense apodada #Lady100pesos. Celebrando sus cinco minutos de fama, la chica celebró en un bar de Guanajuato su proeza, donde repartió alcohol y billetes de 100 pesos. Según se ha reportado, también firmó autógrafos. Nos hemos convertido en una sociedad fascinada con la estupidez. Las imágenes de esta joven, ebria e intentando sobornar a policías, me recordaron, irremediablemente, a nuestra #LadyEscaleras. ¿Te acuerdas de esa chica? Sí, la que en noviembre pasado intentó pasear por el segundo piso de plaza Altabrisa… con todo y auto. Así como sucede con la jovencita de Guanajuato, una parte de los meridanos quedó encantado por la gesta de la pésima conductora, al grado que se organizó una colecta virtual para que pagara su multa. ¿Por qué? Porque nos hizo reír, señalaron los organizadores de este “experimento social”. La conclusión está muy clara: hemos encumbrado la sinrazón y la audacia idiota.

Ambos casos —los de las jóvenes reducidas a hashtags— pudieron haber registrado víctimas, incluso mortales. En lugar de hacernos meditar y de abrir un debate para ver qué acciones se pueden tomar, a muchos únicamente nos movió al morbo o a la risa. Los sucesos se transformaron en tema de sobremesa, en irrisoria anécdota, en lugar de motores que impliquen un cambio. Así, esperaremos al siguiente video chusco, y bautizaremos a los protagonistas como #Lady o #Lord algo. Tendremos algo de qué platicar durante cuatro, cinco días. Y, de repente, de nuevo nos impactarán e indignarán muertes como la que se registró en Periférico. Hasta que no tomemos acciones concretas y creativas, porque lo que estamos haciendo hasta el momento no nos ha servido. El alcohol y la imprudencia siguen siendo de los mayores asesinos de la sociedad.

[b][email protected][/b]
[b]Mérida, Yucatán[/b]


Lo más reciente

Niegan aborto a mujer de EU pese a que su bebé no tendrá cráneo

Las recientes prohibiciones obligan a los médicos a negar la interrupción del embarazo

Astrid Sánchez

Niegan aborto a mujer de EU pese a que su bebé no tendrá cráneo

Deja siete heridos carambola entre Metrobús y varios vehículos

El accidente se registró sobre la avenida Insurgentes y el Eje 1 Norte en la colonia Buenavista

La Jornada

Deja siete heridos carambola entre Metrobús y varios vehículos

Detiene la FGR al ex procurador Jesús Murillo Karam por el caso Ayotzinapa

Se le acusa por desaparición forzada, tortura, y contra la administración de la justicia

La Jornada

Detiene la FGR al ex procurador Jesús Murillo Karam por el caso Ayotzinapa