Toma el estado el 'control absoluto' de la policía de Tulum

La medida viene después de varios casos de abuso de autoridad en el municipio
Foto: Secretaría de Seguridad Pública

A partir de este domingo 11 de abril la Secretaría de Seguridad Pública toma el control absoluto de la policía del municipio de Tulum, anunció el encargado de despacho de la dependencia estatal, Lucio Hernández Gutiérrez, en un mensaje difundido en redes sociales.

El funcionario dijo que la decisión fue motivada “en virtud de los constantes e intolerantes actos de uso y abuso de procedimientos de control, técnicas, tácticas y protocolos mal aplicados, erróneos e incorrectos, así como la falta de control de impulsos individuales en el sometimiento de personas, rebasando los límites de su actuación de la esfera jurídica y el respeto irrestricto de los derechos humanos”. 

Asimismo, un grupo con los primeros 30 oficiales de la policía de Tulum será enviado a la Academia Estatal de Seguridad Pública en la ciudad de Chetumal, a efecto de recibir el curso con nivel de especialización denominado “Actuación legal y técnica policial”, que incluye formación en disciplina policial y acondicionamiento físico, marco deontológico formativo de la función policial, técnicas y tácticas policiales, sicología policial y medicina legal.

Al término de cada curso, “quien no acredite los requisitos de permanencia, como lo es la capacitación, se iniciará con el procedimiento de separación del servicio de forma inmediata, pues la ciudadanía de Tulum merece policías bien capacitados”.

Hernández Gutiérrez justificó la medida en términos de la Ley de Seguridad Pública del Estado de Quintana Roo y el amparo del Convenio del Mando Único. “Lograremos una capacitación de todos los oficiales de la policía municipal de Tulum en tres etapas; compañeros policías, los exhorto a que se manejen con un profundo sentido de honestidad, profesionalismo con estricto apego a los derechos humanos y con un gran compromiso de responsabilidad y respeto, recuerden, somos ciudadanos sirviendo ciudadanos”.

La medida se tomó luego de dos hechos de abuso policiaco en el municipio en menos de 15 días. El primero le costó la vida a la migrante salvadoreña Victoria Salazar, y por el cual están detenidos y sometidos a proceso cuatro agentes.

En el otro caso el detenido, ya esposado, fue aventado de espaldas a la batea de la patrulla 12233, por uno de los agentes. Ya en la parte trasera del vehículo es golpeado en reiteradas ocasiones por el uniformado, que no cesa su maltrato pese a que le gritan que lo están grabando.

La Fiscalía General de Quintana Roo inició una carpeta de investigación por abuso de autoridad -y lo que resulte- por este hecho.

Edición: Emilio Gómez